Foto Gtza. Hipódromo de Palermo

Luthier Blues podría dejar las carreras de recta y subir de distancia

En las carreras de recta tiene la vaca atada. Luthirer Blues, el mejor caballo del país libra por libra, ganará todas las que quiera si no aparece otro pingo extranatural para pelearle el dominio en la categoría de los sprinter. Y ojalá surja ese diferente para que el espectáculo sea mejor todavía. Por ahora, los grandes premios donde participa se convierten en carreras sin equivalencia por su culpa.


Cuando Strategos se quedó sin adversarios los fue a buscar a mayores distancias. El tordillo hoy padrillo fue otro supersónico. ¿Dará el salto Luthier Blues hacia nuevos territorios? Tras su victoria en el Gran Premio Ciudad de Buenos Aires, su jockey, Brian Enrique, declaró a la revista Palermo que esa podría ser su próxima meta.


El caballo criado por Victoria y Pablo Duggan en El Paraíso corrió 1400 metros a fines de 2020 siendo segundo en el clásico de las Estrellas Cervantinas resuelto en su terruño de Azul. Desde entonces, mucha agua pasó bajo el puente.

Para esta epoca del año pasado, Strategos ya había salido de la recta, donde era el rey, y ganado en los 2000 metros el Gran Premio de Honor. ¿Hará Luthier Blues un experimento parecido en el futuro? "Vamos a ver; todavía no está nada decidido, pero a algunos también se nos cruza que puede llegar a más distancia por la forma que tiene de correr, de atrás; la idea es esa, pero por ahora disfrutamos de esto", dijo Gonzalo Sarno, su cuidador a la misma editorial.
La manera de correr de Luthier Blues no es la de los cuadreros, sino la de aquellos que pueden meter diez segundos para los últimos 200 metros y dejar parados a sus adversarios.


Cuenta la historia que capitales árabes quisieron comprarlo a finales del año pasado, pero no encontraron una respuesta positiva en sus dueños. No cambiaron la gloria por plata.

Un saludo,

Julio Guimaraes