Foto Gentileza Hipódromo de Palermo

Un caballo nacido en cuna de oro, un futuro de novela

Estamos viendo correr a un  padrillo. Un semental del futuro que tendrá crías en Abolengo dentro de algunos años. Al caballo que Menditeguy reservó por pedigree y fisco para desarrollarlo como  reproductor. Al que ganó ahora el clásico Harás Argentinos (L), inaugurando la segunda etapa de su campaña que puede ser fabulosa

Shy Friend es un caballo modelo. Uno clase media para arriba. Hijo de Equal Stripes. Nacido en cuna de oro. Criado con todos los chiches. Es lo que todo cuidador quiere tener en el stud y cualquier jockey desea subirse.

Juan Noriega tuvo un viaje pacífico sobre la montura del caballo que salió favorito en el Nacional, para ser tercero entonces y llamarse retiro después.

Estuvo tres meses sin correr y ahora volvió con un triunfo a lo matador, de punta a punta, por varios cuerpos y echando tiempo.

Fue una victoria relajada,  a velocidad crucero de 60 kilómetros por hora  como lo hacen los mediofondistas buenos. Corriendo más dónde hay que correr y floreando si no encuentra resistencia el resto. No hubo necesidad de invitarlo  con la fusta. Apenas uno por la paleta  y puro brazo. 

"Era una carrera linda para reprisar y la ganó fenómeno", dijo Noriega luego de la victoria.

El clásico Harás Argentinos salió flojito de anotados: cinco y uno no corrió. El escolta del ganador fue Speedo y luego fueron llegando Solo Candombe y Enfermizo Paradiso.