Cool Day le ganó a la inactividad y en diciembre irá por su segundo Pellegrini

Por dónde comenzar a contar. Qué es lo más importante de la victoria de Cool Day en la Copa de Oro (G1). ¿La hazaña del caballo? ¿Sus 315 días sin correr? ¿La proyección que lo empuja a ser uno de los grandes candidatos para el próximo Carlos Pellegrini, intentando un segundo éxito? ¿O habrá que comenzar a contar que ya mismo  debe haber alguien en el mundo arrepentido por rechazarlo cuando pudo comprarlo para llevarlo a correr afuera? Capaz que el primer renglón debería ser para Alfredo Gaitán Dassie, por haberle dado el mejor entrenamiento posible, recuperándolo, inclusive, de un golpe en la mano derecha que lo atrasó.

Criado en Abolengo, Cool Day le ganó por tres cuerpos a Del Muñeco. La estadística dirá 2.26.77/100 para la milla y media, un tiempo que no impresiona.

Le ganó a un rival con 93 de rating, lo que tampoco dice mucho. Son datos de la realidad con los que no se intenta bajarle el precio a su victoria, sino contextualizarla. En lo subjetivo, fue uno de los mejores triunfos logrados por un caballo a lo largo de todo el año.

La Copa de Oro no es el Pellegrini, aunque sea Grupo 1 sobre 2400m de césped. La Copa Alfredo Lalor se resuelve a la europea, con parciales lentos, ahorrando para el final, guardando para el 11 de diciembre.

En ese escenario Cool Day se puso a correr cuarto o quinto, con Ortega tirando de las riendas. La Copa de Oro, entonces, se redujo a una partida donde atropellar más rápido equivaldría a sacarse las fotos en el podio. Las manos vendadas de rosa de Cool Day y  sus patas traccionando hicieron el trabajo.

Una hora después de ganar, Alfredo Gaitán Dassie estaba festejando con un Martini cerca del hipódromo. Lo de las vendas pink, cuenta, tiene que ver con una cábala, como las blancas usadas años atrás por Ritón. Descarta que sean derivación de aquella mano inflamada que le impidió correr en las Estrellas.

"No me hubiese gustado perder, pero no me iba a poner nervioso porque la meta mía es el Pellegrini. Esta carrera no era tan brava y él es un gran caballo. Tengo que agradecer que en los últimos días pudo ir a nadar a la pileta para entrenarse también ahí", dice Gaitán Dassie, quien ya ganó seis Pellegrini e irá por el séptimo dentro de un mes.

En la era de las comunicaciones la noticia del triunfo de Cool Day no tardó en viralizarse. También antes se había viralizado lo de una venta no concretada. "Hubo mucho manoseo. Hay una mafia que no quiere a nuestros caballos", dijo Gaitán, mientras apuraba su trago. 

Alfredo tendrá doble opción en el Pellegrini, pues también anotará a Master Kas, cuyo cuarto puesto en la Copa de Oro fue interesante.

Reprisar a un caballo luego de casi un año de manera exitosa habla de la capacidad del cuidador. Que el triunfo sea en un Grupo 1 lo hace más brillante todavía. Hay caballos que luego de un parate nunca más pueden alcanzar su estado ideal.

Lo mejor que le pudo pasar al próximo Carlos Pellegrini fue el triunfo de Cool Day para tenerlo nuevamente en sus gateras, como el año pasado.

Desde la reapertura de San Isidro sólo un caballo consiguió ganar dos veces el Pellegrini: Storm Mayor y fue de manera consecutiva.

El hombre que en un mismo año ganó Pellegrini, Anchorena y Unzué está acostumbrado a marcar récords.

Un saludo,

Julio Guimaraes