Luchó como un titán para defender su invicto

Se llamaba Super Crazy el potrillo hasta que Tatino Ibañez le cambió el nombre por el de Beatle Francés. Tatino es de la generación que creció mirando a Martín Karadagian y el beatle en cuestión era uno de sus titanes, al que el astro del catch puso en el grupo de los buenos.

El hijo de Super Saver nacido en Firmamento también es de los buenos, tanto que acaba de ganar en lucha el clásico Coronel F. Martínez, en Palermo, con los colores de Parque Patricios.

Fue por medio cuerpo sobre El Escudo, un puntero cuya voluntad de vencer de uno a otro extremo sólo se resquebrajó en los cien finales.

Beatle Francés, entonces, defenderá su título de invicto en el clásico Eduardo Casey, antes de probarse en el Nacional, el mismo Deby donde Tatino y Rafa Pascual festejaron ya con Miriñaque.

 

-¿Por qué el cambio de nombre?, pregunta Don Guima. Responde Tatino.

-Por Jean Piere, de Titanes en el Ring, que fue el primer caso de gatillo fácil en la Argentina. También tengo a El Gitano Ivanoff. Ahora corremos el Casey; la línea es esa. No quisimos correr la Polla porque habían otros caballos mucho más fogueados que el nuestro y con el entrenador nos pareció que esta sangre es más para la arena que para el pasto. Martínez, Casey y Nacional es el plan, si llegamos.

 

Beatle Francés viene de Locasa  Nistel, ganadora del Eliseo Ramirez (G1) en 2013 y en Firmamento tiene un propio hermano para el año entrante.

 

Son estos tiempos de emociones grandes para Parque Patricios, que en octubre vibrará con Miriñaque en Maroñas. 

"Ya se hizo el pago de los 25 mil dólares- dice Tatino-, para nosotros no puede perder el caballo, vamos con esa expectativa".