Grantland, una todoterreno

Media tonelada transporta a Grantland cada vez que corre. Son 500 kilos en movimiento, sin contar los de arriba de la montura. El peso se siente más en la cancha pesada; las patas deben traccionar como nunca. Las de Grantland son de las que no se cansan  ni cuando está bien cansarse. Algo de mentalidad positiva debe haber en la hija de Violence propiedad de Mónica López, ganadora este jueves del especial Secretario Plan en 1400 metros.

La chaquetilla de Santa Elena no se ensució, a pesar de que volaban terronazos. Aníbal Cabrera llevó a Grantland por un sendero limpio, donde mayormente no habían surcos, y la yegua se agarró al terreno todo lo que pudo. Sus patas hicieron el resto, empujadas seguro por un alto ánimo competitivo.

Le ganó por dos cuerpos a Beauty Romance; la de La Frontera buscó pasarla por la derecha, luego por la izquierda y nunca lo consiguió.

Va por los seis triunfos Grantland y se le auguran varios más, en la arena o en el césped, en la  normal o en la pesada.