La Longines Cup, otra carrera formidable que se viene

Mucho se habla del Longines Gran Premio Latinoamericano (G1), por correrse el 24 de octubre en Maroñas. Y es lógico que así ocurra. Es la única carrera con sede rotativa a nivel países del mundo. Es una con 300.000 dólares en premios. Es el esperado choque deportivo del primer semestre entre las naciones hípicas de la región.

Pero el Latino no llegará solo. La Copa Longines es la otra carrera organizada por la OSAF con el auspicio de aquella casa de relojes suizos capaz de captar la atención de todos por un buen tiempo.

 La Copa Longines nació para seguir fomentando la competencia internacional de los ejemplares sudamericanos, en este caso de yeguas desde los 3 años, y en la versión de Maroñas se usará el clásico Uruguay, sobre 1600 metros de césped, para poner el juego aquel trofeo y distribuir premios por 70.000 dólares, aproximadamente.

La edición anterior, en San Isidro, fue todo un éxito y se le augura lo mismo para la edición de octubre. Aquella vez hubo 17 gateras ocupadas, con siete yeguas forasteras.

La que se viene será la quinta  Copa Longines, por correrse bajo las mismas condiciones que el Latino. Hay aseguradas un mínimo de ocho lugares para ejemplares extranjeros no radicados en Uruguay.

Argentina tiene yeguas de calidad para probarse en ese compromiso internacional, con preinscripción hasta el lunes 11 de octubre y ratificación una semana después.

Las consultas pueden ser retiradas a los siguientes correos: 

skoremblit@osafweb.com.ar / obertoletti@osafweb.com.ar .

Monterrico hará una prueba clasificatoria para la Longines Cup durante el segundo fin de semana de septiembre. Se trata del clásico Carlos Acuña Rey (1600 metros, césped).