Escabiar, en el tributo a Ricardo Sauze

Fue un tributo al Gordo Sauze el clásico ganado por  Escabiar en la tarde de Palermo, donde tantas reuniones encabezó el querido Ricardo.

Tendría 91 años el dirigente al que el turf recordó el sabado. Tenía 73 cuando murió un hombre de los hipódromos. No cualquiera. Un criador, un dueño de caballos, un dirigente, un turfman, un burrero.

Ricardo Sauze fue presidente de la Asociación de Propietarios; integrante en distintos momentos de las comisiones de carreras de Palermo, San Isidro y La Plata. Sauze y los caballos fueron casi siempre uno. Casi siempre, porque en su vida también hubo lugar para otra pasión que tenía que ver con otras carreras: la de automovilismo, compartiendo con Rodolfo De Alzaga y Carlos Mentiteguy.

Allí donde hubiera carreras, y si eran de caballos mejor, estaba Sauze.

Amante de las sobremesas, de las charlas extensas para idear soluciones a las dificultades del turf que aún persisten, Sauze se inició como propietario en 1945 con Sustitutivo, su primer caballo, al que le siguieron infinidades; entre otros, Snow Bluff, luego padrillo en Rincón del Pino, el haras que fundó en 1950 y punto de partida de otra de sus facetas: la producción.

Escabiar, vaya nombre, se asoció al tributo. 

No se ha insertado ningún vídeo