El caballo menos apostado ganó el clásico Japón

Estudiando las tabuladas, jugarle un boleto a Fantastic Planet era como meter el dedo en el ventilador; pero ocurrió que estaba apagado y no hubo riesgos, entonces. El atrevimiento de sus seguidores fue recompensado por un sport de diez pesos, como para seguir pasando la tarde en Palermo apostando en las siguientes carreras.

Ganó el menos creído el clásico Japón, un Listado de 1400 metros sobre pasto atropellando bien abierto, por donde la pista parecía más sana. Le tiró tres cuerpos a Guest Rimount, cuya gestión vino a mejorar en mucho las anteriores.

De todas maneras el gran salto lo dio Fantastic Planet, dejando atrás tres fracasos al hilo para coronar una victoria de las poco esperadas. Claro, tampoco le ganó a un lote de caballos magistrales. No obstante, el triunfo se lo aplaude.