Nació la primera hija de Dabster

Porta una lista blanca en su frente, igual que su padre. Y es hembra para más datos la primera cría del padrillo Dabster, ocurrida en la mañana del lunes en Sierra de los Padres.

Dabster es el hijo de Curlin enviado a la Argentina para convertirse en semental por parte del sheikh Mohammed bin Khalifa Al Maktoum, quien descubrió en nuestro país una buena base de operaciones donde desarrollar su entusiasmo por las carreras.

La potranca es fruto del hijo de un crack con una campeona nacional como Inca Noble, criada en Abolengo, ganadora aquí del Juvenile Filies, e integrante del stud del sheikh luego de ser exportada a Europa.

Volvió al país Inca Noble en 2010 y fue presentada a Asiatic Boy, otro de los padrillos del jeque. La recién nacida es su octava cría.

Dabster está en La Mission Robles, donde también trabaja Reride y cuya primera generación está viendo la luz en estas horas.

El hijo de Curlin alcanzó el precio de un millón de dólares a los dos años y fue entrenado por Bob Baffert, logrando cinco victorias en trece salidas, incluidos dos Listados.

En la llegada de Dabster a la Argentina estuvo involucrado Alejandro García Romero, quien dirige las inversiones del sheikh en la hípica de nuestro país desde hace 17 años y también trabajó para el arribo de Asiatic Boy, Master of Hounds, Mubtaahij y Mootasadir, ademas de yeguas de Irlanda, Usa, Francia, Japón, Irlanda o Australia.

La historia que comenzó hace once meses y este lunes 12 se coronó en Mar del Plata, es un sueño en pleno desarrollo. Crecerá sin apartarse muchos metros de su madre la potranquita aún sin nombre. Reconocerá olores. Escuchará relinchos. Pasará del trote al galope. Sabrá que la lluvia moja o que el viento sopla. Y un día la apartarán de Inca Noble. Pero para eso falta. A finales de 2023 podría iniciar su campaña deportiva. Para tratar de ser una campeona, como su madre.

Un saludo,

Julio Guimaraes