@HSI

Nacido para atropellar ... y ganar

Dos de dos. Invicto en San Isidro. Con un porvenir interesante. Más aún si avanza en las distancias. Vespaciano -de él se trata- es un caballo ligero de peso y atropellada. La hizo notar el día de su debut, cuando ingresó último en la recta para volar en los últimos 500 metros. Ese rush final volvió a conectarlo con una victoria. La de ahora fue  en el clásico Anasagasti (1400), un Listado que sirve para darle confianza a algunos potrillos sin necesidad de exponerlos a los grandes refregones.

Acusó en la balanza 456 kilos; medianito el hijo de Daniel Boone criado en Santa María de Arara.  Le ganó por la cabeza a Sí Querido.  En el debut venció por medio pescuezo.

Además sumó otro éxito clásico para el padrillo brasileño Daniel Boone, que este año ya tiene corriendo a Tropeadora en las pruebas diatinguidas.