Y para colmo bajan los premios en La Plata

Por segundo año consecutivo el GP 25 de Mayo no se hizo en la fecha patria. El de 2020 se perdió por la pandemia. El de la actual temporada fue postergado hasta el 12 de junio por haber caído su fecha original dentro de los 9 días de confinamiento ordenado por el último decreto presidencial.

Por lo visto, no es tiempo de hacer planes a corto plazo; no obstante el turf también necesita una cuota de previsibilidad.

En las últimas horas circularon versiones sobre la posibilidad de implementarse próximamente la modalidad del martillo y la danza para luchar contra la propagación de la enfermedad,  permitiendo actividades los días hábiles y cerrándose los fines de semana. 

¿De ocurrir habría turf sólo de lunes a viernes?

El calendario hípico de junio contempla las Carreras de las Estrellas, en Palermo. Será a finales de mes y en el caso del Classic sólo dos semanas lo separará del Gran Premio 25 de Mayo. El que corra una dificilmente vaya a presentarse en la otra. 

El confinamiento, la Fase 1, las restricciones, los decretos, la pandemia o como quiera decirlo manejan la vida de los individuos y de sus empresas. Sin ir más lejos, los haras Don Florentino y La Valkiria están analizando trasladar la etapa en vivo de su remate conjunto a un día en el que puedan contar con una pequeña cuota de visitantes en el estacionamiento de La Francia.

Entre tanta pálida hubo una que pasó inadvertida. La Plata bajó los premios para acomodarse a la nueva realidad.

Ganar la de perdedores de 3 años sobre 1100 metros equivaldrá a un premio de $145.000 y hacerlo a los 4 años de $100.000. Los 5 años perdedores correrán por $75.000, siempre en la misma distancia.

Cuando vuelvan las carreras al Bosque, se aplicará la nueva tabla. 

 

Un saludo,

Julio Guimaraes