Doping. Lo peor que puede pasar es naturalizarlo

Lo peor que podría pasarnos frente al doping es naturalizarlo. Que deje de sorprendernos por lo reiterado. Acostumbrarnos a convivir con él sería dar por perdida la batalla.

Ahora se conoció otro caso que involucra al entrenador Marcial José Degregorio, cuyo yegua Aquidauana dio positivo a cuatro sustancias prohibidas tras participar en una carrera de La Plata. Por tal motivo, la comisión de carreras lo suspendió por tres años. Degregorio ya cursaba una sanción por seis meses aplicada en Palermo.

La yegua en cuestión se clasificó segunda el 25 de febrero pasado y sólo ahora -más de dos meses después- se conoció la resolución. Inclusive, luego de aquella actuación volvió a correr en dos oportunidades durante marzo porque se la suspendió provisionalmente a partir del 20 de abril (casi dos meses luego del hecho).

Degregorio comenzará a cumplir la sanción de tres años una vez que acabe con la de Palermo.

Las sustancias que el laboratorio de San Isidro detectó en Aquidauana fueron pseudoefedrina (categoría c), fenilpropanolamina ( c), clenbuterol ( c) y dexametasona (d). Y habrá que ver si el hipódromo luego le reintegra la licencia de cuidador.

La Plata también  suspendió por 6 meses a Victor Romea por el hallazgo de metabolito de acepromacina (categoría c) en la muestra de Querido Daniel y por dos a Victor Rocha por el positivo de Roman Style a Ambroxol (categoría d).

También por dos meses a Eduardo Villarruel (fenilbutazona en Boyka) y en forma provincial a Horacio Jose Torres, por dar positivo a metilprednisolona el análisis de Luna Cautiva Key.