Una invicta para rato; la nueva estrella del turf

 

La Leyenda de Areco crió a Carta Embrujada, ganadora por cuatro cuerpos en el Gran Premio Jorge de Atucha (Gr1-1500 m), resuelto en Palermo. Invicta en dos carreras, es hija de Storm Embrujado en una madre por Tapit. La montó Juan Carlos Noriega, la cuida Juan Saldivia y lució los colores de Alberto y Renata Stein. Aquellos datos conforman lo que en periodismo se llama el copete de una crónica. Más abajo vendrá el análisis de la noticia.

Tiene mucho por aportar a las carreras Carta Embrujada y algo por mejorar todavía. Salió cruzada hacia afuera en la largada del Atucha, dando ventajas. Puesto en exigente, fue el único punto débil aunque  compensado largamente con potencia en la recta.

En un lote corto, la ganadora se ubicó entre cuarta y quinta, sin rivales a la derecha, y usó toda la recta de Palermo para embalarse.

A 300 metros del disco los jockeys de sus rivales hacían hablar a las fustas y Noriega apenas usaba la suya. Ganó sin pegar, con brazada generosa.

Del haras donde surgieron Summer Love y Norina, aparece ahora otra potranca para paladares negros.