Lord Glitters ganó a los 8 años

Caballo adulto no es sinónimo de caballo viejo, gastado / Don Guima

No son caballos viejos. Tampoco antiguos. Son adultos competitivos los que dominaron en la mayoría de las carreras del Súper Sábado  en Meydan.

Un caballo de 7 años, Walton Street, ganó el Dubai City Gold (2410mts), con los colores de Godolphin. La victoria lo llevará al Sheema Clasic, por cinco millones de dólares para repartir.

Seis años tiene Canvassed, vencedor en los 1200 metros del Mahab Al Simaal (G3), donde los brasileños Upper Class y Almoradi cruzaron noveno y décimo, sin ser peligrosos. No estuvieron a la altura de la categoría esos dos caballos llevados a Meydan por Antonio Cintra.

Midnight  Sands ganó el Burj Nahaar (G3-1600) teniendo 5 años; su escolta tiene 6. Allí el uruguayo Trancaferro terminó noveno. De poco le sirvió ser un joven de  4 años.

Ocho años tiene el francés Lord Glitters y a esa edad cruzó adelante en el Jabel Hatta (G1), sobre 1800 metros de césped. El segundo clasificado fue un caballo de siete.

Salute Soldier es alemán y tiene 6 pirulines. Impuso su valor en la tercera etapa del Al Maktoum Challenge (G1-2000) y lucirá los colores de Fauzi Nass en la Copa del Mundo. Tercero fue el argentino Roman Rosso, que en un par de meses cumplirá siete. Otro argentino, Saltarín Dubai, aproximándose a los nueve años, cruzó último.

El ganador más joven en el Súper Sábado fue Final Song, de 4 years olds montada por Dettori en el Nad Al Sheba Turf Sprint (G3-1200).

Llegar a cierta edad no descalifica a los caballos buenos. El paso del tiempo podrá enfrentarlos a situaciones propias de la edad, con manos y nudos mostrando signos de la entrega competitiva, pero no significa que sean caballos gastados.

La única carrera para caballos de 3 años en la tarjeta del Súper Sábado fue el Al Bastakiya, un Listado sobre 1900 metros que conecta con el Derby. Ganó el invicto y Panadol, con nacimiento norteamericano. El Patriota fue tercero, estando siempre en la zona caliente.

El Patriota tercero

Buena carrera de Roman Rosso, tercero