Es el abanderado, es el caballo símbolo de Argentina / Don Guima

En algunas horas Miriñaque habrá cumplido su primera semana en  Arabia Saudita, donde el sábado próximo irá por el millón y medio de dólares que esperan en el disco del Red Sea Turf Handicap, una carrera sobre 3000 metros de césped.

Nunca anduvo por esa distancia el tordillo. Nunca antes sintió el clima de la Península Arábiga. En carrera jamás lo montó en Gustavo Calvente, su próximo jinete. Pero el abanderado argentino luce impecable. Y eso vale oro.

Junto a él está María Cristina Muñoz, como siempre. Es hora de decirlo. Mucho le debe Miriñaque a su preparadora y mucho María Cristina al caballo que le posibilitó ser la destinataria del premio Pellegrini del Año 2019. Ella ha dormido pared de por medio con el campeón en su stud de Buenos Aires; en un tráiler a metros del box en Los Ángeles cuando fueron a correr el Pacific Classic. Juntos también en NY, en Miami. La historia sigue en territorio saudí ahora, donde le costó llegar como a muchos otros extranjeros que viajaron para las carreras de la Saudi Cup.

Se le pregunta a María qué diferencia hay entre el Miriñaque de Palermo y San Isidro y este que correrá en el hipódromo King Abdullaziz, el sábado.

 "Es el Miriñaque de Argentina, sin dudas; además está el equipo casi completo, casi porque alguien  debía quedarse y ese fue Ramón Gomez", dice María y se refiere a su capataz de Buenos Aires.

En el equipo también está Sergio Toscani, quien lo ha vareado día tras día cuando el caballo vivía en Palermo. Entre Miriñaque y Tosani hay simbiosis, una montura de por medio los separa.

Gustavo Calvente también llegó a Riyad y en la mañana del martes tomó contacto con el campeón argentino.

María Cristina está agradecida a la organización y es vocera de su caballo. "La hospitalidad, la atención de cada uno de los organizadores es 100 mil puntos; estoy infinitamente agradecida de poder estar en este evento de semejante magnitud. Miriñaque estaría infinitamente agradecido también" dices .

Durante la mañana del martes, el príncipe Bandar Bin Khalid Al Faisal pasó por el establo para visitar a Miriñaque. Bandar es el Chairman del Jockey Club de Arabia Saudita y uno de los impulsores del evento hípico que repartirá 30,5 millones dólares con la Saudi Cup a la cabeza.

Digresión.  Don Guima conoció al príncipe Bandar hace dos años en la Conferencia de la IFHA, donde el árabe fue a presentar a la Saudi Cup ante la comunidad internacional. El príncipe admitió entonces que uno de sus hermanos es fan del polo argentino.

La Saudi Cup forma parte de los esfuerzos de este país por atraer la atención mundial desde lo turístico. Están decididos a hacer lo necesario para que todos se olviden de Dubai cuando consideren un lugar bonito para conocer y se vuelquen a esta nación, gran productora mundial de petróleo con monarquía absoluta como forma de gobierno.

En los últimos años Saudi Arabia practicó una apertura antes impensada desde lo social, tratando de lucir costumbres más occidentales, pero organizaciones internacionales siguen denunciando que no se respetan los derechos humanos. Quien maneja todo es el Crown Prince Mohhamed bin  Salman, quien estuvo en  Buenos Aires para la última Cumbre del G20. Tiene caballos, pero no se muestra.

Volviendo a Miriñaque. El caballo posó para la foto con el príncipe Bandar y Bandar junto con María Cristina Muñoz.  Se le pregunta a la entrenadora si el tordillo es más pastero que arenero. Responde."Miriñaque es todo terreno. Arena, tierra, grama, humo de los incendios de California, tempestad de nieve en Nueva York, tormenta de arena en el desierto.Tiene todo y todas las condiciones para todo. Miriñaque es una bendición de la vida. Una recompensa de todo y más". Emocionante lo de María Cristina. 

María y el príncipe

Emoción es lo que vive también otra María,es su caso María Luján Ascóniga, convocada para participar en el Desafío Internacional de Jockeys, el viernes, contra celebridades de la fusta.

Es el primer viaje largo de la jocketa argentina, quien llegó, fue al hotel y de allí al hipódromo para hacer un reconocimiento a pie del terreno donde correrá cuatro carreras.

Habla María Luján. "Esto es un sueño; algo de otro planeta. Nos recibieron muy bien, son muy amables. El hotel es fantástico, el hipódromo ni contarlo, muy grande, con muchas instalaciones. Acá tenemos pileta, gimnasio, jacuzzi  cancha de ping pong,sauna todo a nuestra disposición. La cancha del hipódromo es fantástica, fabulosa, la césped es hermosa, la de arena también".

Luján pidió que le prestaran un caballo para recorrer la pista montada  y la esperaban a las 3.30 de la mañana para de hoy miércoles para recorrerla.

Ya se sortearon los caballos para las cuatro carreras del torneo internacional de jinetes que también tendrá a Jorge Ricardo como invitado. Tuvo trastornos para llegar a Arabia desde Brasil; y lo que no llegó en primera instancia fue su maleta con los artículos de correr. Ricardinho es el jockey más ganador de todos los tiempos. Es el de las 13.000 victorias. Ayer lo dejaba de leer desde su remera estampada con esa cifra  mientras paseaba por  el lobby del hotel donde se hospeda.

Entre las cuatro montas,Luján  tendrá un caballo de Principe Faisal bin Khaled Abdullaziz  cuya chaquetilla roja ha ganado más de mil carreras en Arabia Saudita. A Ricardo también le tocó en suerte conducir dos caballos del mismo establo.

Para este miércoles estaba previsto la llegada a Riyadh del jockey Uruguayo Edinson Rodríguez. Edy montará a Roman River en el Riyadh Dirt Sprint, por un millón y medio de dólares en premios. El caballo ganó con Rodriguez en Barhain en diciembre pasado y fue entonces cuando su cuidador, el británico Allan Smith, lo promocionó para esta competencia entre velocistas.

Smith cruzó tres caballos desde la isla para estar en las carreras de la Saudi Cup. A los otros dos los correrá Dettori. Smith también conocerá a Ascóniga en el hipódromo. El hombre es quien la acaba de contratar para llevarla a trabajar a su stud en el Golfo Pérsico, recomendada por Irene Guimaraes como antes hizo con Edy y Carlos Bueno.

Ahora habla Rodríguez. "Estoy muy agradecido, con Dios y con todos los que hicieron posible esta gran oportunidad que se me ha  brindado. Estar presente en tan importante evento internacional es muy importante para mi carrera. Estar, compartir y tener de contrarios a muchas bestias de la fusta es muy emotivo para mi. Voy a disfrutar  y hacer lo que amo que es estar en lomos de los sangre pura. Estoy muy agradecido a Allan Smith, y también a Irene y a Marcelo Blanco por impulsarme a llegar hasta acá".

 

Un saludo,

Julio Guimaraes