Con Grantland, Santa Elena y Leandro se unieron para ganar / Don Guima

Grantland apabulló a sus rivales del clásico Ojo de Agua. Las perdió  por el camino. Salió como tiro de las gateras. Sacaba de la montura a su jockey en el codo. Llegó al disco con 7 cuerpos de ventaja sobre el segundo. Fue paliza. 

Le queda bien la chaquetilla de Santa Elena a Leandro Fenández Conçalvez. Jockey y stud dieron el primer paso de su nueva alianza y resultó exitoso. Se augura muchas fotos en el pesaje que los tengan como protagonistas.

Grantland es una yegua que sirve. Con sus cuatro años tiene mucho por correr y ganar, todavía. Viene fresca competitivamente hablando. 2021 puede ser su gran año.

La carrera anterior la había ganado por seis cuerpos, en la milla. Ahora le tiró varios a los machos.

Es una yegua que acelera en dos momentos de la carrera. Su pique la lleva a la punta, se relaja un instante al comienzo de la recta, permitiendo a sus rivales, y de los 300 al disco otra vez vuela. Sus últimos dos triunfos fueron calcados.

Marcos Roberti nuevamente se sacó la foto con una yegua que cuida en su casa de Gualeguaychú. Defiende los intereses de su madre, Mónica Lopez, y lo hace bien. Con Grantland lleva cuatro corridas y tres ganadas.

El padre de la yegua es Violence, que viene de Medaglia d'Oro, y la madre una Giant's Caseway invicta; pedigree para ganar carreras y criar en cualquier lado.

Un saludo,

Julio Guimaraes