Foto símbolo

El dóping, el laboratorio único, el Consejo Superior y un corredor para facilitar el tránsito de caballos están en la agenda de la Unión Hípica / Don Guima

La Unión Hípica de reciente formación nace de la necesidad de afrontar de manera conjunta algunas cuestiones de fondo que hacen a la preocupación de la industria, portando un nombre con mucho simbolismo y compromiso. 

Se trata de encontrar solución a problemas ya individualizados, sin quedarse en meros enunciados y con nuevas ideas.

Es resultante de la suma entre Criadores Argentinos y la Asociación de Propietarios de Buenos Aires, dando fuerza a un grupo con metas y prioridades orientadas a  "mejorar y proveer mayor eficacia a nuestro producto hipico". Entre ellas, avanzar sobre puntos que deslucen a la industria de las carreras y la ponen en peligro como es el doping.

Los últimos casos de tratamientos prohibidos registrados en las Carreras de las Estrellas obraron de disparador para la creación de la Unión, que se propondrá hallar mecanismos para desactivar y desalentar nuevos episodios como aquellos.

La necesidad de concientizar a la actividad sobre el peligro que se corre de continuar en esa línea será una de las prioridades, como también la de exigir la designación e instalación de un Laboratorio Único Nacional que alcance la categoría de Referencia y se encargue de testear, obviamente, las carreras de Grupo 1, con lo que se evitará enviar las muestras a otros centros de control en el  extranjero. 

Alrededor de 150 entrenadores fueron suspendidos durante 2019 por los hipódromos de la zona AMBA debido a que sus caballos corrieron con sustancias prohibidas. El número es una radiografía del turf. Avergüenza.

El futuro "Laboratorio Único", que además de ser único tiene que ser bueno, podría ser el de hipódromo de San Isidro, concentrando los test antidoping de todos los hipódromos, relevando entonces de esa tarea al del Cenard y al de La Plata, manejando un presupuesto especial.

La Unión se concentrará en pocos temas pero de importancia fundamental. También tratará de influir para que se revisen los reglamentos de carreras y sostendrá la creación de un Consejo Superior, con representación de todos los sectores.

Al control del doping podría seguirle la ejecución de acciones facilitadoras para el intercambio de caballos entre países vecinos. La idea de un "Corredor Rioplatense" ya está en carpeta y será trabajada junto con el embajador uruguayo en la Argentina.

Disponer de llegada política  o tener acceso a los niveles donde se toman las decisiones importantes podrá ser otro de los capitales de la Unión, con hombres que son atendidos por oficialismos y oposiciones cuando hacen sonar los teléfonos.

La Unión llega, pues, con la sana ambición de trabajar para lograr un turf ordenado, transparente  y gestionar mejoras. Para sumar y multiplicar antes que restar o dividir.  Su nombre revaloriza el conjunto sobre lo individual. Lo que no es poco.

 

Un saludo,

Julio Guimaraes