Una hija de Balada Sale estuvo a punto de ganar un Grupo 1 en Japón; perdió al hocico / Don Guima

Satono Reinas, la potranca de dos años hija de la campeona argentina Balada Sale, quedó a un hocico de ganar el Hanshin Juvenile Fillies (G1-1600), en Tokio.  Su tremenda  atropellada la envió casi hasta el primer puesto, pero  en un final de foto se constató que había sido segunda. La carrera con 1,2 millones de dólares para repartir la ganó la invicta Sodashi; la tercera colocada llegó un pescuezo más atrás. Sodashi, tordilla blanca, se convirtió en la primera de ese pelaje en ganar un G1 en Japón.

Satono Reinas venía de ganar dos carreras de condición y la de ahora fue su primera incursión en un nivel superior.

Su madre es la campeona argentina Balada Sale, criada en Vacación y cuyos colores defendió en las pistas, ganando Campos, Polla y Selección.

Resultados como el Satono Reinas impulsan a los criadores japoneses a seguir confiando en las yeguas madres argentinas con buenas campañas de pistas para incorporarlas a su haras. En este caso, para producir a Satono Reinas a Balada Sale la cruzaron con Deep Impact, con el que antes había dado al clásico Satono Flag.