Lord Rosellion desplegó sus alas y viaja al Pellegrini _ Don Guima

Lord Rosellion participará en el Carlos Pellegrini premio a lo que corrre y a lo que ha corrido desde el inicio de su campaña, que comenzó justo hace un año en pruebas de 800 metros, cuando había que andar rápido entre los más precoces para no quedar en la tropilla.

Ganó el clásico Provincia de Buenos Aires (Gr.2) en el territorio que el mes próximo se pararán los mejores fondistas del año, entre jóvenes y adultos. ¿Será comparsa o protagonista? ¿Estará a la altura de las circunstancia o con sólo arrancar el deber estará cumplido?

Lord Rosellion no tiene hasta aquí pinta de crack del 2020, pero en su favor hay que mencionar la ausencia hasta de un potrillo tocado por el dedo de Dios. Quizá a su mayor rival lo vea todos los días de reojo en la cancha de vareo cuando Dany Etchechoury los ordene en la partida. Etchechoury es también el cuidador de Mirignac, del que Lord Rosellion fue tercero cuando ambos corrieron el Gran Premio Jockey Club. Pero no fue el único preparador que tuvo. Al cmienzo de su viva profesional, Lord Rosellion fue preparado por el entusiasta Dario Díaz, qien supo que en algún momento el caballo lo llevaría por delante. El hombre  es de aquellos que son capaces de cuidar sus caballos en el patio de su casa. Cuando vio que el caballo comenzaba a desplegar alas, prefirió soltaro.

Criado en El Paraíso, se trata de un hijo de Les Blues en una madre Sebi Halo ganadora a los 2 años.

Lord Rosellion le ganó por dos cuerpos al tordillo Señor Fancy vestido de puntero y que en cierto tramo recibió el empuje de Dark City, compañero de yunta del ganador. Durante el desarrollo le dio cinco cuerpos de ventaja y le ganó por dos. ¿El tiempo? Lento. 2.26s79/100 para la milla y media.
¿Habrá valocidad mortal en los primeros metros del Pellegrini? Creo que no. Quizá un ritmo constante, con caballos agrupados de manera compacta. Encontrar camino para avanzar entonces será tan naesario como energías en las patas.

 

Un saludo,

Julio Guimaraes