Foto Gentileza Hipodromo de Palermo

Enfermizo Paradiso tiene en Palermo su zona de confort / Don Guima

Tuvieron presenciones grandes con Enfermizo Paradiso. Lo llevaron a correr los clásicos Martínez y Casey del año pasado y fue segundo. Entró como uno de los favoritos del Nacional y salió sexto. Desde hace dos carreras no hace otra cosa que ganar. 

En octubre cruzó adelante en 2000 metros por seis cuerpos y este sábado por tres en el clásico Leguisamo (L).

Enfermizo Paradiso tiene su fuerte en Palermo; su lugar en el mundo es la pista del Argentino. Le tienen gran concepto al del stud Picabuey. 

Corrió entre segundo y tercero, quedó encajonado por los 700,  casi se tropieza al salir del codo y en la recta encontró toda la libertad para desarrollar su arte.