Fue un mano a mano el Clásico de las Estrellas Azuleñas / Don Guima

El clásico de las Estrella Azuleñas fue un match entre Luthiers Blues y Rigoni, resuelto en favor del potrillo que se había clasificado ternero en el Sprint Junior, en Palermo, y que también impulsa la Fear.

Luthiers Blues se impuso por medio cuerpo sobre un rival que no le dió respiro. Lo siguió desde el comienzo desde dos cuerpos en la recta, cuando Luthiers Blues amagó con ganar por varios, lo presionó para obligarlo a echar el resto.

Luthiers Blues trabajó a fondo para defender su condición de favorito y demostró que no se achica cuando lo atacan.

La carrera fue presentada como "La batalla de los sexos" porque eran tres machos y tres hembras en las gateras. Pero no hubo lucha de sexos porque ellas se entregaron temprano.

Luthiers Blues y Rigoni fueron los únicos que aportaban triunfos anteriores e intervenciones clásicas, como el paso deslucido Rigoni por la Polla.

Las Estrellas Azuleñas (1200 m, $200.000 al primero) fue una carrera entretenida y que deja abierta la posibilidad para un nuevo capítulo entre los dos primeros.