Brillante. Miriñaque lo entrego todo y quedó a un paso de la hazaña / Don Guima

La mejor entrenadora del turf argentino, galardonada con el premio Pellegrini del Año, y Miriñaque, el mejor entre los caballos que compitieron en nuestro país en 2019, volvieron a reunirse en los Estados Unidos y casi dan el batacazo.

En el Thoroughbred Aftercare Alliance Stakes (Gr. 2),el caballo entrenado por María Muñoz  cruzó segundo, siendo atrapado a 50 metros del disco por Rocketry, un caballo que ganó esta misma carrera cuando se llamaba Marathon Stakes.

La actuación de Miriñaque paralizó los corazones de todos los que siguieron las alternativas del encuentro en vivo, por internet. Daba para infartarse esa cuadra final, con el tordillo adelante y Rocketry avanzando desde atrás.

Atajó todo lo que pudo Miriñaque montado por Gerardo Corrales. Se hizo grande, enorme cuando dominó en el derecho final tras haber atendido la carrera desde un puesto de observador. 

Las posibilidades de Miriñaque se cotizaban en 33.70 y a place pagó 32.60.

"Sólo le jugué a ganador; iba por todo", comentó María Muñoz demostrando su confianza en el crack.

El proyecto llevar a Miriñaque a los Estados Unidos para competir en las grandes carreras comenzó a rendir frutos hora tras dos primeras actuaciones para el olvido, en Del Mar primero y en Keeneland después, el mismo hipódromo donde ahora casi pone bien en algo la bandera del turf nacional, aunque para muchos lo hizo.

Después de sus actos fallidos en el Pacific Classic (Gr.1) y el Hagyard Fayette Stakes (Gr.2), las redes destrozaron al equipo de Miriñaque por hacerlo correr a poco de la llegada y también al caballo, por creerlo un campeón de cabotaje.

'Estoy feliz porque Miriñaque es el caballo que siempre creímos" agregó Muñoz. "Acá en Keeneland hay dos discos de llegada y cuando cruzó adelante el primero pensé que se había terminado la carrera", apuntó la preparadora, entre risas. 

"Todo el mundo tiene derecho a opinar y todas las opiniones valen, lo que no se puede discutir es el esfuerzo que hace María Muñoz, que se fue sola a otro país,en medio de la pandemia. Ella se merece todo", comentó Rafael Pascual, uno de los dueños de Miriñaque.

"El caballo quedó bien y eso es lo que importa. Mañana vamos a ver cómo se sigue; seguro que yo vuelvo a la Argentina".

 

Un saludo,

Julio Guimaraes