Fotos Gentileza Hipodromo de Maroñas

El Patriota, otro crack del año para De La Pomme / Don Guima

Año inolvidable el 2020 para De La Pomme. Por lo hípico, se entiende. Por haber ganado el José Pedro Ramírez [G1] con Ajuste Fiscal el día de Reyes y ahora el Nacional [G1] con El Patriota en  Maroñas. También en por la desición de desactivar su operación de cría en la Argentina.

El stud-haras de la familia Liberman tiene al actual  Caballo del Año del turf uruguayo, próximo a viajar a Dubai, y al que seguramente lo será cuando se elijan a los Alfa de la temporada corriente. Son logros que ni caben en los sueños del más optimistas.

El Patriota venció esta vez por tres cuerpos y medio al brasileño Capita, llevando de manera ordenada sus 520 kilos al disco. El nuevo crack uruguayo surgió de la cruza entre Ecólogo y Patria Mía, una Puré Prize.

"La abuela es Argentinisima, a la que compramos en los Estados Unidos salida de training", recuerda Guillermo Liberman, quien vivió el triunfo desde Panamá. "El Patriota es un caballo grande pero fino", agrega.

La victoria abre un gran abanico de proyectos. Correr en Ramírez para ganarlo por segunda vez con la casaca familiar o llevarlo a los Emiratos Árabes Unidos junto con Ajuste Fiscal. En los próximos días Guillermo viajará a Montevideo, se reunirá con el entrenador Antonio Cintra y decidirán.

"Apenas después de una carrera no se puede armar un plan, primero hay que ver cómo queda el caballo y con la cabeza fresca mirar las posibilidades. Se puede quedar acá para correr el Ramirez, ni sé si habrá Latinoamericano, o irse para Dubai. Pero aún tenemos tiempo, falta un mes para las anotaciones de Dubai. Vamos a decidir con calma lo mejor para el caballo", apunta Cintra.

El Patriota ganó tres de sus cuatro carreras con triunfos entre los 1500 metros y la milla y media, en arena y cësped. Su anterior victoria fue en el clásico Criadores Nacionales.

Durante la mayor parte de la carrera El Patriota galopó en el sexto puesto y salió de esa posición en la recta para atacar a Capita, que había tratado de ganar de punta a punta. Por los 300 metros finales, la misión de El Patriota ya estaba cumplida.

 

Un saludo,

Julio Guimaraes