Estudian un nuevo caso de doping. Falta el trámite del frasco testigo / Don Guima

Esta semana podría darse a conocer algún nuevo caso de tratamiento con sustancias  prohibidas para las carreras descubierto por un laboratorio nacional y que involucró a un preparador recientemente sancionado.

Se trataría de un caballo que ganó una condicional en Palermo: lo detectado sería un vasodilatador.  

De confirmarse, el caso será un eslabón más en la larga cadena de caballos que no aprueban el control del doping, ya con niveles récords en el mundo.

Sería grato escuchar expresiones condenatorias de las asociaciones del turf cada vez que se conoce un caso semejante, así como saber también donde y cómo consiguen la licencia de entrenadores quienes luego le dan un mal uso.

Por repetido, no habrá que acostumbrarse a los casos de doping en las carreras de Argentina y asimilarlos como si fuera una parte más de su folclore. Hacerlo implicará dar un paso más al abismo.