Bullrich dijo que peligraría la continuidad del turf sin las tragamonedas / Don Guima

Antonio Bullrich no anduvo con rodeos. Nunca antes como ahora fue tan directo al expresar el perjuicio que le genera al turf el hecho de mantener cerradas las salas de tragamonedas de Palermo.

En una carta que saldrá publicada junto con el programa oficial del Gran Premio Selección, dijo que la continuidad está atada al funcionamiento de las tragamonedas, cerradas desde marzo último.

"Es importante que seamos conscientes de la imposibilidad de continuar desarrollando esto que tanto amamos sin contar con el apoyo de nuestras salas de slots.

"Es de vital importancia poder reanudar el funcionamiento de las máquinas tragamonedas para la prosperidad de nuestra querida industria, de lo contrario, peligraría su continuidad", escribió el presidente de la Comisión de Carreras de Palermo.

Palermo destina una porción de lo recaudado por los slots alimentar  los premios de las carreras y sin ese recurso las recompensas  caerán a niveles insostenibles.

La necesidad de operar los slots también fue expuesta por Diego Quiroga, el secretario general de Aphara, en defensa de 1700 puestos de trabajo. Inclusive, su sector tiene previsto movilizarse este jueves.

"Somos más de 1700 Trabajadores que nos encontramos sin trabajar desde el 16 de marzo”, precisó Quiroga.

Acaso haya llegado el momento en que las fuerzas vivas del turf  tomen como propio la preocupación por el cierre de los slots y hagan fuerza para lograr la reapertura de las salas en Capital y Provincia. Desentenderse del asunto podría tener el efecto de un boomerang y volverse en contra.