Conmoción por el hallazgo de tres positivos en el control de doping / Don Guima

Clenbuterol, en el caso de La Reliquia, y Disopropylamine, en King Slew y el potrillo Nixon Joy, fueron las sustancias halladas en el control antidoping que se hizo en Francia sobre las muestras enviadas de las Carreras de las Estrellas.

King Slew, ganador del Classic (G1), y Nixon Joy, segundo en el Juvenile (G1) fueron suspendidos preventivamente junto con su entrenadora, Deborah Toledo. 

La Reliquia ganó el Sprint (G1) y tras el descubrimiento  también fue suspendida preventivamente junto con César Peralta, quien la prepara.

Los test antidoping se realizaron en el Laboratoire des Courses Hippiques, certificado por la Federación internacional de Autoridades Hípicas, que se encarga de ese trámite para los Grupo 1 de Palermo y San Isidro siguiendo una recomendación de Osaf.

Clenbuterol, un broncodilatador, y el Disopropylamine integran la Categoría II de las drogas no permitidas para correr por alterar el rendimiento de los caballos.

Ahora se abre la instancia donde los involucrados pueden pedir la contraprueba, a su costo.

Toledo declaró que pedirán la apertura del frasco testigo, trámite que deberá cumplirse en el laboratorio francés o en cualquier otro reconocido por la Ifha.

Cabe mencionar que en los controles precompetitivos  esas sustancias no fueron detectadas. 

Lucas Grimaldi, uno de los dueños de La Reliquia, sostuvo que la yegua participó con lo mismo con que venía corriendo desde noviembre y en el Sprint sin lasix. 

 

También te puede interesar: Editorial