Miriñaque echó sangre en su carrera de Keeneland; el caballo quedará en manos de un cuidador local; María Muñoz vuelve a Buenos Aires / Don Guima

Miriñaque echó sangre en el Hagyard Fayette Stakes (Gr.2),del sábado pasado en Keeneland, donde llegó octavo.

"Aunque se podía, no le dimos Lasix. Se lo habíamos dado en la primera carrera allá -el Pacific Classic- y lo planchó", contó Tatino Ibáñez.

"Pudo haber influido también tanto viaje, los aviones, el camión, el clima. Una cosa es adaptarse y otra es correr" agregó.

"El caballo quedará ahora bajo la atención de un cuidador local y veremos cómo se sigue. El esfuerzo ya se hizo. Veremos si corre el Marathon o no. María (Muñoz) se vuelve a la Argentina porque acá también tenemos muchos caballos para atender", completo Tatino.