Foto Gentileza Hipodromo de Palermo

APHARA cumplió 75 años con un espectacular handicap cabeza a cabeza / DonnGuima

El secretario general de la Asociación del Personal de Hipódromos, Agencias, Apuestas y Afines de la Argentina, Diego Quiroga, manifestó su esperanza de que en poco tiempo todos los trabajadores del sector puedan estar nuevamente en sus puestos laborales.

La Asociación del Personal de Hipódromos, Agencias, Apuestas y Afines de la Argentina (APAHRA) cumplió hoy 75 años de vida, lucha y pasión por la actividad hípica, en particular el turf, y lo celebró con un espectacular handicap en Palermo, en el marco de la nueva normalidad de la actividad.

“Fue una sensación extraña como pocas”, definió Diego Quiroga, titular del gremio. “Después de una larga espera en nuestra actividad, de tantos meses sin poder trabajar, recibir los 75 años de nuestra organización lejos de los compañeros fue muy raro. Pero también entendemos que empezamos con las carreras sin público y tenemos la esperanza que todos los trabajadores puedan volver a sus funciones y que puedan recuperar sus salarios completos y pelear también por una mejora en sus ingresos”, agregó.

Si bien las autoridades permitieron el regreso de las competencias hípicas a partir del 1 de octubre pasado en territorio bonaerense, todavía el sector no se encuentra a pleno. En particular en lo que hace a las salas de slots ubicadas en el hipódromo de Palermo. “Seguimos a la espera que se reanude la actividad en las salas de slots, que es sumamente importante, porque hay más de 1.300 compañeros pendientes de que el Gobierno de la Ciudad autorice el funcionamiento y la apertura de las salas. Es fundamental para nuestra actividad”, describió Quiroga.

En este difícil momento que atraviesa la humanidad por la pandemia de coronavirus, de a poco la actividad se va normalizando, y desde la industria hípica confía en que más temprano que tarde los lugares de trabajo volverán a ser ocupados por los miles de trabajadores que todavía no pueden retomar su rutina. Por eso Quiroga consideró que “seguimos en la lucha por todos los hipódromos abiertos, cumpliendo los protocolos y pensando en la salud de los trabajadores y de su grupo familiar”. “No vemos la hora de que todo regrese a la normalidad de antes de la pandemia”, concluyó.