El día que en Azul volvieron las carreras y ganaron todos / Don Guima

Volvió el turf al Hipódromo de Azul y con él Daniel Boone regresó a la victoria.

Corrió por primera vez un clásico en ese centro hípico bonaerense el caballo que ganó el Gran Premio Montevideo, en Palermo, y su presentación no pudo ser mejor. Se impuso en el clásico Festival Cervantino (1600 mts) por tres cuerpos de ventaja sobre Doña Coraje, para ponerse en carrera hacia la Corona local.

Cruzó adelante con el mandil 15 y los colores de Boca en la chaquetilla, como para recordar que sus antiguos dueños -el stud Santa Elena- eran mayoría xeneize.

Daniel Boone se vendió usado en remate y ahora corre para  La Vizcaína, lo monta Roberto Torres y lo presenta Hadweh Abuawad Modif.

Tercero cruzó True Faith delante de Príncipe del Desierto, ganador de este mismo clásico en su versión del año pasado.

Fue una reunión atípica la del regreso del turf a Azul, sin carreras desde marzo pasado por el Covid. Fue una tarde sin público en las tribunas, respetando todos los códigos de seguridad.

Durante el día hubo caballos que cruzaron adelante y otros que perdieron, pero con la vuelta de las carreras a Azul, ganó la industria, ganaron todos.

Un saludo,

Julio Guimaraes