Pellegatta. "Tengo muchas ganas de irme a cuidar a Uruguay, pero no es tan fácil. Creo que no voy a poder ir" / Don Guima

Roberto Pellegatta, uno de los mejores y más exitosos entrenadores del turf argentino, tiene la intención de  mudarse  a Uruguay para hacer una experiencia en la hípica del país vecino, pero del dicho al hecho puede haber mucho trecho por algunos temas logísticos que trabarían el proyecto.

La noticia de la llegada de Pelle conmocionó a Maroñas apenas conocida, resultó el tema de conversación obligado y fue confirmada a Don Guima por el mismo cuidador. Pero entrada la noche del viernes el mismo Pellegata la relativizo.

El proyecto inicial apunta entrenar  a un grupo de caballos argentinos en Uruguay, sin desatender la operación que encabeza  en Argentina con Juan Saldivia y su hijo Roberto.

Hace más de 30 años que Pella está en los puestos de arriba de la estadística, peleando o ganando las tablas de entrenadores.  Alguna vez dijo que ha ganado demasiadas carreras, más de las que imaginaba.

Con más de 60 años relacionado con el turf, como jockey primero y entrenador después, el hombre explicó en los siguientes términos su potencial salida de la hípica local, narrando también cuáles son las dificultades que podrían trabar el proyecto.

"Voy a ver si puedo llevar 16 caballos.  Acá ya no hay casi clásicos y los premios son muy chiquitos. Muchos dueños se quieren ir porque no se puede correr por esta plata. Nadie tiene la culpa de la pandemia, lo sé, pero si vos podés buscar otro destino…"

 

"Estoy averiguando bien si me dejan trabajar, estoy averiguando cuánto cuesta llevar los caballos y si consigo stud. Hay un montón de factores para analizar." 

"Nunca en mi vida me fui a ningún lado. Hoy aunque gane seis o siete carreras por mes acá no sé si voy a poder vivir. No es que lloro. Todo lo que tengo me lo gané aquí. Ya estoy más para retirarme, pero quiero hacer una aventura de un par de meses. Y pasear, lo que no me parece mal.  Pero no es que yo me iría definitivamente. En una hora puedo ir y volver."

 

"Me llevaría los caballos que acá no tienen categoría. Yo había dejado caballos para el Martínez y ya no hay más Martínez, ni hay más Cané. De las Pollas hay que ir directo al Nacional. Además hay patrones que me están empujando". 

 

"La idea para Uruguay es tener 16 o 20 caballos y llevar un capataz.  Me parece que en Uruguay todo es más tranquilo, los premios son un poquito mejores. Igual capaz que voy y no puedo ganar ninguno. La verdad es que me iría con dolor, pero por otro lado me entusiasmé con el proyecto. Acá tenés que correr un caballo contra 16 y si entrás quinto el premio no alcanza ni para pagar el box."

"En 64 años nunca ví esta malaria. La gente la está pasando muy mal. Tiene mucha necesidad. No sé nada de cómo me pueda ir allá, pero me gustaría hacer esta aventura antes de retirarme para ver si sirvo para otro lado. A mí me gustan los desafíos y yo soy competitivo. Me gustaría probar".

"De todos modos hay mucho por averiguar todavía. Me están diciendo que llevando caballos en tránsito te dan permiso por tres meses y después te tenés que venir. Si querés llevarte a un jockey tiene que ser un ganador de estadística. Si te llevas un caballo en forma definitiva tenés que pagar un aforo acá. Si llevaras a Tetaze te costaría 50 o 60 mil  dólares. No es tan fácil ir. Además los caballos tienen que hacer la cuarentena parados quince días. Tengo muchas ganas de irme pero no es tan fácil."

"Recién estuve averiguando con uno y con otro y parece que ir en tránsito es poder estar con los caballos tres meses. Si no, tenés que llevarlos muy bien preparados desde acá, llegar y correrlos. Con un costo de seis o siete mil dólares para volver a los tres meses, ya no sé si sirve ir. En Argentina, por suerte, es distinto. Acá viene todo el mundo, sin problemas; se quedan hasta que se aburren. Los contrata una caballeriza, se quedan a vivir. Vienen caballos todo el tiempo. No sé. Estoy un poquito como desalentando. Creo que no voy a poder ir, desgraciadamente".