Foto Gentileza Hipodromo de Palermo

King Slew salió de la zona de relax para atacar en el momento justo / Don Guima

¡Vamos las chicas! Día de Estrellas femeninas este viernes en Palermo. Con Deborah Toledo, María Fernanda Alvarez y Mónica López festejando primeros puestos. Y también en segundos, porque luego de una victoria ni hay nada mejor que un place.

Ganó King Slew el Classic (G1), para alegría de Deborah y de Mariano Manso. Ganó Cita de Río el Distaff (G1), para emoción eterna de Mónica y su hijo Marcos. Ganó Splendido Key el Estrellas Sprint Junior (G3), para que María se sacase la foto.

King Slew consiguió lo que se le escapó el año pasado. Entonces había sido segundo de Ivar en el Juvenile, como perdedor. Ivar luego se fue a ganar carreras a EE.UU. Él se quedó acá, muchos meses en su box.

Ahora ganó la segunda carrera de su vida, tras haber salido de pobre en marzo pasado. A esa carrera llegó luego de siete meses inactivo. El Classic lo ganó tras seis de parte. Reprisar parece que le sienta bien.

El caballo de Deborah afrontó el gran premio como aquellos que no tienen nada para perder. Se ubicó en una zona de relax mientras otros mostraban rápido sus cartas, como Emotion Orpen. De a poco, como en puntitas de pie, sin hacer ruido, fue escalando y en la recta final aprovechó su oportunidad. 

Había que avanzar sobre Emotion Orpen y Pinball Wizard y lo hizo. Dejó atrás a dos ganadores de Grupo 1.

In Your Honor tiene siete años y la viene peleando desde los dos. El clásico se le viene negando hace mucho. Ahora quedó a dos cuerpos de dar el golpe.

Pinball Wizard cruzó tercero, luego de haberse insinuado como ganador por un momento.

Firmamento siempre está. No pudo con Emotion Orpen pero ganó como criador con King Slew, hijo de Campanologist y una madre Númerous.

¿Cómo será el futuro de Kung Slew? ¿Correrá el GP Gral San Martín? ¿Habrá encontrado en Rodrigo Blanco al jockey de su vida? ¿Y Toledo? ¿Ira tras los pasos de María Cristina Muñoz?

Cada vez más las mujeres ganan espacio en la hípica. Son propietarias, criadoras, veterinarias, jockeys, peonas, agentes y la lista sigue. 

¡Vamos las chicas!

 

Un saludo,

Julio Guimaraes