Foto Gentileza Hipodromo de Palermo

Cita de Río, de punta a punta y con el sello de Marcos Roberti / Don Guima

Santa Elena ganó muchas carreras del Grupo 1, pero este triunfo de Cita de Río en el Distaff de las Estrellas es especial. Porque lo consiguió con la puesta a punto de Marquitos Roberti, el cuidador de la familia, el chico que tuvo en los caballos a sus primeros juguetes. 

Marquitos ahora es Marcos. Aunque nunca dejará de serlo, ya no solamente se lo conoce por ser el hijo de Mónica López, dueña del haras Santa Elena. Va ganando nombre propio en la hípica el hombre.

 Su madre le dió la oportunidad de entrenar a toda la caballada del stud y le responde con victorias.

Ganó Cita de Río el Distaff. Venció de punta a punta.No se dejó alcanzar por Joy Canela, consagrada como la Mejor 3 Años Hembra del año anterior. Ganar de punta a punta sobre 2000 mts no es fácil. Hay que graduar fuerzas, ir rápido pero economizando energías para el final. Pepe Valle la llevo con GPS.

Cita di Rio había ganado el clásico Bullrich, en marzo, y ahora volvió como se fue: ganadora.

Joy Canela corrió como sabe. Vino balconeando y en la recta se fue para adelante, pero la yegua de Santa Enela se planto adelante.

Por protocolo, los dueños de los caballos no pudieron entrar en Palermo. Mónica López fue respetuosa de los protocolos y descubrió una manera de sentirse más cerca de los echos. Vivió la carrera con barbijo desde la verja de Dorrego, en la vereda, del lado de afuera. Desde allí vitoreo el nombre de la potranca y de Marcos. Alegría eterna. Ni ella ni él se lo olvidan nunca.

 

Un saludo,

Julio Guimaraes