Pura Bellota ganó el clásico (Foto Gentileza Hipodromo de Palermo)

Palermo inauguró la nueva normalidad hípica en la Argentina / Don Guima

A las 13.20 de este viernes 28 de junio comenzó la nueva normalidad del turf argentino. Sin público, con barbijos, algunas dificultades para girar apuestas y la pasión de siempre.

Si se esperó 150 días sin correr, esperar veinte minutos más para que se largase la primera no fue motivos de queja. Hubo atraso, pero para permitir que entrarán todas las jugadas.

Y esa primera carrera entregó un final que fue la síntesis perfecta del turf. Si alguien le pregunta porqué  tanta emoción, muéstrele el desenlace entre Che Mansa y La Fantastique,  luchando por el triunfo toda la recta cabeza a cabeza. 

El hombre del día fue el jockey William Pereyra, ganador de cinco, incluyendo el clásico México (G3), con Pura Bellota, y las dos primeras del día en pareja con Pellegata.

Noriega también tuvo un regreso feliz, dando doblete, igual que Juan Saldivia, integrante del team Pelle. Mariano Manso dió dos veces en el blanco.

Fue una reunión casi experimental,  con mucho por mejorar; por ejemplo se vieron barbijos a la altura de la Nuez de Adán y no esenciales en la foto. Habrá que vigilar más ese detalle que deja al turf expuesto.

Algunos Turfitos abrieron tarde, otros  colocaron sus televisores en las vidrieras y el burrero jugó para adentro mirando desde afuera. En varios tramos del día, Hapsatel estuvo congestionado. Lo malo fue que mucha gente se quedó sin apostar. Lo bueno, que había mucha gente con ganas de hacerlo.

El regreso de las carreras fue la nota del día para  varios canales de noticias, con cobertura dispar.  Federico Spangenberg, gerente hípico de Palermo, habló frente a los micrófonos de América TV."Estamos felices por el reinicio. Estos cinco meses fueron muy duros. La hípica es una industria inmensa y toda la gente de la actividad tuvo que soportar este parate sin ingresos. Detrás del gran espectáculo deportivo hay una industria fabulosa que necesita de las carreras. Estamos agradecidos con nuestros empleados y preocupados, necesitamos una apertura mayor para sostener las fuentes de trabajo”.

A24 entrevistó al el gerente general del hipódromo, Fernando Facal: “Es muy importante este primer paso, aunque estamos muy limitados porque hay muchos puntos de venta que no pueden operar. Hace más de tres meses presentamos y desarrollamos una plataforma online para que la gente pueda jugar desde sus casas, pero todavía no fue aprobada por Lotería de la Ciudad de Buenos Aires, nuestra autoridad de aplicación. Eso complica mucho nuestros medios de recaudación y por lo tanto la fuente de ingreso de toda la hípica, los sueldos, los premios y toda cadena de pagos de la industria a lo largo de todo el país”.

La aprobación de la plataforma de apuestas online del Hipódromo de Palermo es fundamental porque permitiría a los aficionados mayor seguridad y agilidad para realizar las jugadas desde sus casas bajo los lineamientos del programa Juego Responsable. Además de colaborar a quitarle mercado al juego ilegal y desmedido.

“El juego ilegal atenta contra el trabajo en blanco de miles de empleados y contra las arcas del Estado. El Hipódromo de Palermo le aporta al Gobierno de la Ciudad más de 3 mil millones de pesos por año. Esos recursos son destinados a ayuda social y hoy son recursos que la hípica no genera y el Estado no cobra”, aseguró Facal.