Se viven horas cruciales en el turf; ya se escucha la campana de largada / Don Guima