En nombre de la colonia hípica, Ferro le pidió a Bianco por el regreso del turf, sin público / Don Guima

Se comparte con los lectores de Don Guima el texto completo enviado por Eduardo Ferro,  en bombre de la colonia hípica, a Carlos Bianco, pidiendo por el regreso de las carreras.

Acassuso, 14 de agosto del 2020

Lic. Carlos Bianco

Jefe de Gabinete de la

Provincia de Buenos Aires



        De mi mayor consideración, le hacemos llegar la presente nota, a través del Intendente de San Isidro, Dr. Gustavo Posse, en nombre de criadores, propietarios, peones, entrenadores, empleados del hipódromo y jockeys de la Provincia de Buenos Aires, en especial de los pequeños y medianos trabajadores, para los cuales la participación de los premios de las carreras es su único ingreso o el más importante.

Antes de trabajadores somos bonaerenses y argentinos, no le pediríamos volver a correr sino estuviéramos seguros que no ponemos a nadie en riesgo. Como ud bien sabe el Hipódromo de San Isidro tiene dos sectores, la parte de la competencia oficial y la del entrenamiento, separados por una calle (Av. Fleming), este último consta de 80 hectáreas donde se ejercitan y alimentan a diario 2000 caballos. En los 150 días de cuarentena, con un promedio de ingreso de 1300 personas por día, tuvimos un solo caso positivo, por suerte ya recuperado y de nuevo abocado a su labor cotidiana. Organizar un reunión hípica, sin público, implicaría en el sector competencia que abarca 150 hectáreas, alrededor de 200 personas y en diferentes rangos horarios, sumado a que según el protocolo ya presentado cada dos carreras(una hora) se harían las desinfecciones correspondientes, controlado por el propio municipio.

Que se realicen dichas reuniones evita que los caballos se retiren del sector entrenamiento, hoy por hoy ya se han ido más de 300, esto no solo es pérdida de empleo directo, sino que también estamos en plena temporada de servicios donde los criadores decidirán que padrillo elije para su yegua o si la deja vacía, ante la gravedad de la crisis que vivimos. Esto repercute en los nacimientos, que siguen bajando y se deterioran las fuentes de trabajo en los haras del interior de la provincia. En el año 2019 tuvimos 6200 nacimientos de sangre pura de carrera, 50% que el 2011, cuando éramos el tercer productor mundial. Este año esperamos unos 5200, y de acuerdo a aproximaciones realizadas, el año que viene bajaríamos de los 5000, llegando a los niveles más bajos desde la sanción de la Ley del Turf (13.253).

Ante esta situación, necesitamos una activa participación del estado, que regule la programación de los hipódromos de la Provincia de Buenos Aires, dejando un 25% del calendario al proceso selectivo que es de mucha exigencia, y se mantenga la calidad de nuestros spc, y el 75% restante a caballos con menores aptitudes, que pueda un pequeño o mediano(PYME) criador vender su caballos sin regalar su inversión, que pueda un pequeño o mediano propietario ganar una carrera sin salir de la provincia, que pueda un pequeño o mediano entrenador mantener su equipo de trabajo, q consta de peones, capataces, vareadores, herreros, serenos, veterinarios y jockeys, entre otros.

Los haras que crían sus caballos para participar del proceso selectivo son de mucha calidad, inmensa, pero la cantidad es reducida. La mayor cantidad de puestos de trabajo los dan los criadores/propietarios/entrenadores PYME. Nuestra provincia es ideal por el clima, el suelo y la mano de obra para criar caballos, que sumado a nuestra genética, adquieren valor internacional. Hoy tenemos capitales brasileros, colombianos, chilenos, peruanos y asiáticos en nuestro país, por lo antes nombrado y por el costo “en dólares” resultamos muy competitivos. Una exportación genera divisas y recursos genuinos, de la cual el estado retiene el 10%. También creemos que debería ser el estado quien comercialice la imagen de las carreras, que son muy requeridas a nivel internacional, y de los recursos generados también retener un 10%, el resto se dividiría 30% premios hipicos y 60% hipódromo.

Una política de turf consensuada y proyectada por los trabajadores, haría que nuestra industria sea parte de la solución y no un problema para la post pandemia, tanto para la pobreza como para la generación de empleo de mano de obra no calificada. Todos los oficios son fáciles de aprender y ninguno puede ser reemplazado por la tecnología.

Por todo lo antes mencionado, le solicitamos:

1) poder realizar competencias hípicas, sin público.

2) concretar una reunión con ud para crear un fondo de emergencia y participación activa del estado.

 

La Industria Hípica con manejo estatal y en pos del bien general, puede ayudar a la Provincia de Buenos Aires a superar esta difícil situación que nos ha dejado esta impredecible pandemia, y regulando los hipódromos se podrán sostener y hasta incrementar los puestos de trabajo. Y le reitero, podemos ser parte de la solución a la pobreza y el desempleo.

Sin más, a la espera de una pronta y positiva respuesta para los bonaerenses y los actores de la hípica, saluda a ud atte.

Eduardo Ferro

Secretario General de Asociación Gremial de Profesionales del Turf

 

cc/ Ministra Teresa García/ Presidente Lotería Omar Galdurralde/ Vicepresidenta Loteria Laura García/ Intendente Gustavo Posse