Crotto llamó a la industria hípica a hacer esfuerzos compartidos y a no bajar los brazos. "Hoy el turf nos necesita más que nunca", dijo

En un discurso de trece minutos, el presidente del Jockey Club, Miguel Crotto, llamó a la industria hípica a hacer esfuerzos compartidos y a que "no bajemos los brazos; hoy el turf nos necesita más que nunca", dijo como cierre del acto  de entrega de los premios Carlos Pellegrini.

Crotto reprochó a la lotería provincial porque no aprobó  los pedidos para generar nuevos recursos y no se tomaron medidas para combatir el juego clandestino, además de denunciar que la imagen de las carreras de San Isidro es robada en todo el país.

Definió a 2019 como un año complejo, durante el cual el Fondo continuó en el mínimo de ley y el hipódromo recibió un 30 por ciento menos.

Además, habló de la necesidad de incorporar herramientas para captar un mayor juego genuino e hizo hincapié en el tema del doping.

A continuación, los pasajes más significativos de su discurso:

 

  • Esperemos que las carreras se reanuden lo más pronto posible.

 

  • 2019 fue extremadamente complejo. No logramos que la lotería de la provincia de Buenos Aires nos aprobara ninguno de los pedidos para poder aumentar genuinamente el volumen de apuestas ni hubo ninguna medida efectiva para combatir el juego clandestino.

 

  • Nuestra imagen continúa siendo robada en todo el país.

 

  • El Fondo de Reparación siguió en el mínimo legal del 9 por ciento y el hipódromo de San Isidro recibió a lo largo de 2019 un 30 por ciento menos en moneda constante que el año anterior, lo que se reflejó en la bolsa de premios y en las inversiones y gastos comerciales.

 

  • A pesar de estas dificultades estamos muy esperanzados de poder incorporar las apuestas de todo el país y del resto del mundo a nuestro hipódromo. Sin este incremento genuino de apuestas, el futuro del turf nacional es incierto.

 

  • Afortunadamente, el hipódromo de San Isidro logró durante el año pasado enormes avances en la transmisión de imágenes y datos a todo el mundo y con motivo del Latinoamericano también incorporamos un cronómetro Longines de alta precisión que nos permite certificar adecuadamente los tiempos de las carreras, una inversión de varios cientos de miles de euros encaramos con recursos propios. Hoy podemos decir con orgullo que el hipódromo de San Isidro tiene el nivel necesario para ofrecer sus carreras internacionalmente.

 

  • En abril de 2017, con motivo de la entrega de los premios Pellegrini, alerté del gravísimo problema que significaba para el turf argentino el doping. Nosotros no nos quedamos en las palabras; hicimos, con la colaboración técnica de la Ifha, un nuevo laboratorio, compramos modernos equipos, capacitamos a nuestros técnicos en el exterior, mejoramos los umbrales de detección e incorporamos el control de anabólicos y esteroides. Estamos muy conformes con lo que hicimos. Sin embargo, a lo largo de estos tres años, a excepción de los hipódromos, ninguno de los otros actores de la actividad se han manifestado y actuado en consecuencia para desterrar el uso de sustancias prohibidas.

 

  • Con razón decimos y en estas últimas semanas se ha repetido innumerables veces,que somos una industria que genera miles de puestos de trabajo, sostén de muchísimas familias. A su vez el SPC es parte de un complejo más amplio, que incluye al Polo, a los caballos Criollos, al Salto, al Pato e innumerables manifestaciones deportivas y culturales vinculadas al caballo.  Sepamos que mientras no terminemos con las sustancias prohibidas en todas las etapas de la actividad y las conductas que apañan su uso nuestra industria está construida sobre arena.

 

  • Faltan pocos días para la reapertura de las carreras. Un momento extraordinariamente esperado por toda la actividad. Momento en que vamos a enfrentar situaciones desconocidas. Carreras sin público, con la consecuente caída de la recaudación, y sin Fondo de Reparación, por el no funcionamiento de los Bingos. Estos dos ítems suponen para el hipódromo de San Isidro una pérdida de 20 millones de pesos mensuales y con un parque caballar, que al igual que todas las personas que lo manejan, tendrán que adaptarse a la gran exigencia competitiva que suponen nuestras carreras de caballos.

 

  • Con toda la actividad, tenemos que hacer un esfuerzo compartido para volver en el menor tiempo posible a la normalidad. Trabajemos juntos con el principio del esfuerzo compartido como lema y de una vez por todas y de una vez por todas incorporamos las herramientas que en todo el mundo se utilizan para captar apuestas. Así podremos dejar atrás en el corto plazo está pesadilla del Coronavirus y comenzar una nueva etapa para el turf argentino en el que pueda demostrar todo su extraordinario potencial, generar trabajo genuino y ser una marca distintiva de la Argentina a nivel mundial.

 

  • No quisiera terminar sin mencionar a los Ateneos del Hospital Veterinario del Campo 2, con conferencias que han alcanzado más de 3000 oyentes, y los acuerdos con la Universidad de Buenos Aires y la Universidad del Salvador para las primeras residencias veterinarias en país, obviamente en el Campo 2.

 

  • No bajemos los brazos. Hoy el turf nos necesita más que nunca.