El aprendiz argentino Diego Montes de Oca logró su primer triunfo en Nueva Zelanda / Don Guima

Fuente: Racing News

El ex aprendiz argentino Diego Montes de Oca ha tenido que hacer frente a algunos cambios importantes en su vida desde que llegó a Nueva Zelanda, pero resultó valioso cuando ganó con Lalone en Awapuni, el sábado.

El triunfo con la potranca de tres años entrenada por Daniel Miller fue la primera victoria en Nueva Zelanda  para el joven de 28 años desde que se unió al entrenador Jamie Richards en Matamata hace 18 meses.  

Montes de Oca tuvo 89 carreras ganadas durante su aprendizaje en Argentina y, con su último exito en su país de origen el 10 de septiembre de 2018, naturalmente, no podía esperar a llegar a casa desde Awapuni para celebrar la victoria  con su compañera, Denise y su hija Emma, ​​de dos años.

"Fue muy bueno recuperar esa sensación ganadora", dijo muy emocionado.

Procedente de un entorno que no es de carreras, Montes de Oca estudió en la escuela de aprendices de La Plata y trabajó como aprendiz con el ex jinete chileno, Luis Trivino.

"Todas las mañanas trabajábamos  caballos en pistas sin montura", dijo. "Me encantó. Me sentí parte del caballo y fue genial dejar que el caballo galopara libremente.

“Eso fue cuando hacíamos el trabajo suave, pero cuando hacíamos trabajo rápido usábamos munturas de correr Solía ​​montar hasta 20 caballos al día sin silla, pero teníamos el chaleco (de seguridad) y la gorra ”.

Con las carreras celebradas cada tarde o noche en Argentina  Montes de Oca dijo que tenía oportunidades cuando podía usar los 4 kg completos de descargo, pero a medida que más ganaba la ventaja disminuía y le resultaba más difícil.

"No había muchos caballos y muchos jinetes, por lo que fue difícil conseguirlos hacia el final", dijo.

Aunque dijo que aprendió mucho en Argentina, particularmente viendo a  Gonzalo Hahn y al brasileño Altair Domingo en acción, quería avanzar en su carrera y tener la oportunidad de ganarse la vida mejor. Después de meterse en Internet, hizo clic en Te Akau Racing y, impresionado con lo que leyó, le envió un correo electrónico a Richards sobre las perspectivas de un trabajo.

"Jamie respondió tan rápido que tomé la decisión de venir a Nueva Zelanda", dijo Montes de Oca.

Fue una decisión difícil, dirigirse a lo desconocido donde no conocía a nadie y estaba dejando atrás a su familia, incluida su pareja y un bebé de un mes.

Una de las barreras más grandes que enfrentó Montes de Oca cuando llegó fue el idioma inglés, ya que sólo hablaba español.

Richards lo inscribió en clases de inglés y, aunque habla poco inglés, su mentor dijo que está mejorando todo el tiempo. Lo más importante es que puede entender las instrucciones de Richard y los consejos que le dio el ex jockey campeón  Noel Harris.

"He aprendido a tomarme mi tiempo con los caballos y trabajarlos más silenciosamente. Aquí todo es muy diferente, pero me gusta ".

Después de establecerse en Te Akau Racing Stables y beneficiarse de la experiencia, incluidos unos meses en la Isla Sur con el padre de Richard, Paul, Montes de Oca se dirigió a casa en Argentina para buscar a su pareja e hija hace unos seis meses. "Tenerlos aquí me ha hecho más feliz", dijo Montes de Oca. “Lo están disfrutando y conseguir mi primera victoria aquí nos hizo a todos muy felices. Ahora tengo que seguir tratando de ganar más ".