¿Será Vitel toné con barbijos o Pellegrini con público en las tribunas? Hagan juego, señores / Don Guima

¿Todo tiempo pasado fue mejor o Lo mejor está por venir? ¿Hay término medio? ¿Y lo actual qué tal es?

Llevalo al turf. En el ayer hipódromos llenos. Reuniones de sábados y domingos. Prismáticos. Hoy tribunas vacías, carreras todos los días. Imágenes por TV. ¿Y mañana? ¿Mejor, peor o diferente?

Desde que tengo memoria hípica, la industria de las carreras en la Argentina tuvo problemas por subsanar. Muchos de esos desafíos siguen siendo idénticos a los actuales  y algunos tienen que ver con su identidad. ¿Sabe el turf dónde queda la salida? ¿Está para el diván? ¿Necesita un libro de autoayuda?

La industria conoce de lo que carece. Se saca un diez en diagnósticos, pero un cero en tratamientos. No avanza. Y cuando avanza luego retrocede. 

Se queja mucho. Busca responsables afuera. Se acusa. Le falta sentarse debajo de un  sauce llorón. La buena noticia es que tiene un gran potencial, todavía.

Los grandes temas del turf pasan por el poder y por la plata; casi casi como en las sociedades. 

Qué tal  sector es más importante que otro. Que sin  propietarios no hay carreras. Que sin  criadores no hay propietarios. Que sin jockeys … Es como lo del huevo y la gallina.

La plata tira. No es por deporte. Es por la viva. No se corre por el honor. Ya no hay más Botafogo contra Grey Fox.  Se habla de turf federal, pero me animo a decir que la mayoría quiere cuidar en Palermo o San Isidro.

Un estudio publicado por Clarín dijo que el 80 por ciento de los argentinos se irían del país si pudieran. No sé cuántos hombres de turf participaron de esa encuestra. Sí supe que en últimas horas un profesional que ha ganado Grupo 1 hizo consultas para radicarse en Maroñas. 

Agosto está a la vuelta de la esquina. Los hipódromos tienen planes para armar reuniones sin público. Habrá que ver en qué fase de la apertura en el AMBA abren. 

En el cronograma de 12 fases que analiza Larreta para flexibilizar actividades en el AMBA y que le compartió a KiIcillof, no se habla textualmente del turf. Si de la apertura del Jardín Botánico, por ejemplo.

Si los números acompañan, con un R en retroceso, el turf tiene chances de saltar a la pista. ¿Cuándo? Pronto. Defina pronto.

La industria depende de si misma y de terceros. De la política, de los infectólogos, de la gente que crea marcos ideales para desarmar la cuarentena y del burrero.

El jugador tendrá en sus manos el futuro inmediato de las carreras. Si apuesta fuerte por los carriles que se le abran como consecuencia de poder  romper la abstinencia o débil porque no hay plata que alcance. Y en ambos casos habrá consecuencias. Todo está por verse. ¿Será vitel toné con barbijos o Pellegrini con tribunas llenas? Hagan juego, señores.

Un saludo,

Julio Guimaraes