Banderazo del turf para que vuelvan las carreras en todo el país / Don Guima

El Turf volvió a movilizarse con protestas pacíficas en muchos centros hípicos del país para pedirle a los gobernantes que la actividad hípica sea autorizada tras casi 90 días de parate.

Cada zona del país vive momentos diferentes frente al virus, pero el turf soporta una realidad común de Ushuaia a La Quiaca. Ningún hipódromo funciona aunque se encuentre ubicado en una zona blanca.

Hubo una queja en modo banderazo. Hubo protestas pacíficas. Con barbijos, filetes, cabestros y distancia de seguridad en la mayoría de los casos.

Fue la segunda gran manifestación del turf; la primera ocurrió el año pasado, cuando la gobernadora Vidal intentó sacarle a la industria el fondo de reparación.

El banderazo se hizo sin banderías políticas ni organizaciones del turf detrás de su armado.

Habrá que ver cuál es la reacción de cada gobernante ahora que el turf ha expresado.

Los actos realizados en La Plata, Palermo, Azul, Río Cuarto, Santa Fe y Gualeguay fueron de los más numerosos.

El entrenador Nahuel Orlandi, uno de los manifestantes, aseguró en declaraciones al Diario EL DIA que "la idea es que el Gobierno entienda nuestro reclamo de una una actividad que en La Plata somos 6 mil personas y en el país muchos más. El banderazo que es a nivel nacional se hace para que nos escuchen.

"No podemos esperar hasta agosto para el reinicio de las carreras. La última se corrió acá en La Plata en marzo y dos meses más no se puede aguantar porque se corta la cadena de pagos, los propietarios venden los caballos y así nos quedaremos sin trabajo".

 

El regreso a la actividad es sostenido como algo esencial por todo el arco hípico y la política también hizo suyo el pedido, como el casi ruego del intendente de San Isidro,Gustavo Posse, durante las últimas semanas.