TURF. Para agosto falta menos que hace un rato / Don Guima

Hay que llegar a agosto, en lo posible todos. Algunos quizá se queden por el camino, por culpa de la pandemia o por decisiones propias todas muy atendibles. Agosto es el mes en que podrían volver las carreras de caballos a San Isidro. Podrían, dicho en potencial, pues en un mundo infectado por Coronavirus a seguro se lo llevaron preso.

Entonces o te gusta agosto o levantás campamento si podés y te vas a correr a Maroñas. O te aferrás a agosto como  expectativa o bajas la cortina hasta que aclare. Ergo, rifas tus caballos que es como entregar los trapos. Sé que te habías ilusionado con correr en junio/julio, pero viste cómo están las cosas: de la curva aplanada ahora vamos rumbo al pico,directo a chocar de frente contra el iceberg, y a nadie se le ocurriría autorizar una fiesta en la cubierta del Titanic. Para colmo, López, uno de los infectó logos que asesoran a Fernández, acaba de decir por la tele que la cuarentena eterna podría ampliarse nuevamente hasta mediados de julio.

El grupo variopinto que representó a la industria hípica frente a Carlos Bianco, ex chofer del Clio ascendido ahora a Jefe de Gabinete, volvió de La Plata con algo más que la satisfacción por el deber cumplido.

Iban por una autorización para correr desde el 1 de julio en San Isidro y se trajeron media palabra de que sería un mes más tarde. Pero qué son 30 días más de espera si te podés  asegurar que el Carlos Pellegrini 2020 pueda correrse este año.

Del dame algo más tangible para mostrarle a las tropas, surgió la promesa por parte de la Provincia de liquidar la deuda del Fondo. No le harán un default al turf ni un Paga Dios, por suerte. La provincia de Kicillof honrará su deuda con la hípica más temprano que tarde y en medio de una pandemia eso no tiene precio. De paso, los comprometieron para trabajar en otra reunión  el tema de la comercialización por plataformas telefónicas  y la chance de importar juego desde el exterior. 

Gustavo Posse, el intendente de San Isidro que en las últimas semanas hizo del regreso de las carreras su caballito de batalla, no fue de la partida. Dicen que lo retiraron de las gateras, para usar algo del argot burrero. Hoy volvió a reforzar su pedido en favor del turf en A24. ¡Vamos Gustavo todavía!

Sí estuvo en la reunión Teresita García, la Ministra de Gobierno dispuesta a ella misma a llevar al turf hasta el disco. 

Dos meses más de espera son dos meses más de seguir poniendo para las pensiones. Si aunque fuera corrieras para entrar último, pero turf con caballo parado no tiene gracia. Y además es caro.

Pero hay que aguantar un poquito más. Hacé de cuenta que tu pingo se lesionó en marzo y lo reprisás en agosto.

Después vemos cómo seguimos. Y si tenés que largar porque la pandemia infectó a tu economía, lo vamos a entender. Se -sabemos- que te vas a ir por un ratito para volver con mayores energías. 

Vos, jockey, seguí metiéndole a los abdominales y no te relajes; pronto te vas a poner la de luces, talle medium. Cuida, usted que la sabe lunga, fíjese si puede recorta algún precio. Peoncito, vos cuídate porque también estás en la línea de los más vulnerables.

Yo sigo acá,  firme. Comunicando, dando ánimo, haciendo el aguante. Esperando a agosto. Falta menos que hace un rato.



Un saludo,

Julio Guimaraes