Volvieron las carreras de caballos a Alemania, con máscaras y sin público / Don Guima

VOLVIERON LAS CARRERAS A ALEMANIA

 

(Del Racing Post).- 

El hipódromo de Hannover en el norte de Alemania está lejos de ser una de las pistas más famosas de Europa, pero el jueves captó la atención del mundo de las carreras.

Si bien muchos europeos están planificando con cautela cómo el deporte puede reanudarse y recuperarse del cierre después del coronavirus, fue Deutscher Galopp quien dio el primer paso para restaurar alguna forma de normalidad.  

En el sol abrasador pero con gradas vacías, el personal de carreras volvió a la vida cotidiana en el hipódromo mientras usaba máscaras y mantenía una distancia entre ellos siempre que era posible. Muchos de los jinetes incluso tenían mascarillas codificadas por colores para combinar con su casco  y sus chaquetillas.

Los caballos rodearon  el anillo de desfile, pero nadie estaba mirando.  El deporte tenía todo el brillo que anhelamos, y lo logró, pero desafortunadamente el ambiente jovial de las carreras seguirá en pausa.

Los jinetes llevaban máscaras faciales, gafas y cascos, mientras que los peones mantienen la boca tapada para la foto posterior a la carrera. Los dos se distanciaban casi incómodamente con el caballo ganador en el medio mientras se la tomaban. La imagen ganadora probablemente no estará enmarcada en muchas repisas de chimeneas.

Teniendo en cuenta la enorme presión sobre la primera reunión de Alemania desde el 8 de marzo, el espectáculo se reanudó sin problemas graves. Un retraso de 15 minutos fue el único inconveniente en una tarde que nos recordó lo que nos habíamos perdido y cuánto queremos que el deporte regrese a otras jurisdicciones. Un primer paso en la dirección correcta.