Estiman en 200 millones de libras las pérdidas por el cese de las carreras en Gran Bretaña / Don Guima

LONDRES. La hípica británica estará perdiendo unos 193 millones de euros de ingresos si la pandemia del coronavirus suspende el  deporte hasta julio.

 

La British Horseracing Authority

(BHA) está pidiéndole a la industria que se ponga detrás de su presentación de ayuda financiera al gobierno presionando a los diputados locales para obtener apoyo.

La pérdida prevista para los hipódromos, entrenadores, criadores y jinetes representa el 13 por ciento de los ingresos anuales de las carreras, y la BHA cree que podría dar lugar a un impacto neto en efectivo de 55,25 millones de euros y causar "dificultades económicas y sociales significativas", así como tener el potencial de "amenazar la posición predominante de las carreras británicas" en el deporte a nivel internacional.

Las cifras han sido rigurosamente expuestas  por la BHA en una carta a los entrenadores, y una copia ha sido vista por el Racing Post, con el regulador del deporte pidiendo asistencia como parte de un "esfuerzo mancomunado de toda la industria que tiene como objetivo obtener apoyo político para el acceso al  paquete de apoyo financiero".

Impacto económico por  la suspensión hasta finales de junio

 

471 reuniones perdidas.
25 días de festivales perdidos.
193 millones de euros perdidos en ingresos para la industria.
55 millones de euros  en impacto de efectivo neto para la industria.

 


 

 

Emma Lavelle, Presidente  de la Federación Nacional de Entrenadores, dijo que las medidas para ayudar a todos los involucrados en el deporte y permitir que las carreras se reiniciaran cuando se aprobara su reanudación eran sensatas.

 

Agregó: "Son cifras elevadas  por lo tanto cuanto antes empecemos a correr, se podrá comenzar a generar ingresos para todos.

 

"El gobierno  tendrá que ser claro con la normativa que  consideren aceptable. Eso es lo más importante, pero eso sólo va a suceder cuando la situación con el  coronavirus esté mejor de lo que está en este momento.

 

"Será muy importante  que nos unamos. Todos queremos avanzar, de la forma y en el momento que  sea seguro hacerlo. Lo que ha pasado es muy difícil para los hipódromos, entrenadores, propietarios, personal estable y el país en su conjunto - estamos en esto juntos. Tenemos que estar listos  para poder arrancar de la mejor forma posible en cuanto se nos autorice".

No se ha disputado ninguna carrera en Gran Bretaña desde el 17 de marzo con la pausa establecida hasta al menos finales de abril mientras Gran Bretaña continúe luchando contra el  Covid-19. El domingo se registraron 737 nuevas muertes hospitalarias relacionadas con el coronavirus en nuestro país, con lo que el número total de muertes asciende a 10.612.

Los trabajos continúan detrás de escena en la BHA para preparar las carreras para regresar con el respaldo del gobierno lo antes posible, incluyendo el uso potencial de hipódromos centrales a  puertas cerradas como Newmarket, Newcastle y Lingfield durante períodos prolongados.

Por ahora, la fecha de regreso de las carreras sigue siendo el 1 de mayo, según el grupo encargado de la preparación, aunque las previsiones y solicitudes de ayuda de la BHA se extienden más allá de eso inclusive hasta el verano, en línea con esquemas anunciados por el gobierno como el Esquema de Retención de Empleo Coronavirus y el Esquema de Apoyo a los Ingresos de Cuentapropistas, que inicialmente se extienden hasta junio.

Una de las propuestas clave presentadas por la BHA en la presentación  formulada ante el gobierno que fuera acordada por toda la industria es que la financiación de la industria se iguale, una medida que le otorgarían 15 millones de euros en fondos adicionales al deporte.

La BHA también está buscando la facilitación de una  serie de medidas de apoyo estatal, a fin de permitir que las reservas existentes de la industria se "utilicen plenamente", para que el personal estable sea clasificado como trabajadores esenciales,  promoviendo el alivio de los impuestos empresariales para el sector y el apoyo financiero a los jinetes antes de que las medidas de autónomos anunciadas por el canciller Rishi Sunak entren en vigor en junio.

También se ha propuesto un plan para que los propietarios compensen las pérdidas producidas por sus caballos en entrenamiento contra el impuesto sobre ganancias.

Lavelle cree que es importante que los actores hípicos puedan acceder a los fondos  que disponen para permitir que el deporte, que emplea directamente a más de 20.000 personas, permanezca lo más saludable posible en el futuro.

Ella dijo: "Deberíamos acercarnos al comité de asesoramiento para asegurarnos de exponer y solicitar todos los beneficios que estén disponibles para la industria. Son muchos los problemas que enfrenta el país por lo tanto,  creo que tenemos que ser medidos en lo que estamos pidiendo, para garantizar que expongamos nuestros problemas sin perder de vista el panorama general.

"Queremos preservar el deporte hípico para todos nuestros miembros, ya sean grandes, medianos o pequeños. También están los caballos, tenemos que recordar que el bienestar de equino es primordial y que las finanzas pueden ayudarnos a llegar a buen puerto".

Fuente Racing Post

Traducción: Gabriela Alonso.