Desde la industria hípica apoyan a las medidas del gobierno para “privilegiar la salud” y piden cuidar las fuentes de trabajo

Diego Quiroga, secretario general de la Asociación Personal de Hipódromos, Agencias, Apuestas y Afines (APHARA), manifestó su respaldo al rumbo trazado por el gobierno nacional para enfrentar la pandemia de coronavirus. Las medidas que necesita el sector en medio de la emergencia.

“Nosotros manifestamos el total apoyo a las medidas para privilegiar la salud de las personas por sobre cualquier bien material”. Diego Quiroga, secretario general de la Asociación Personal de Hipódromos, Agencias, Apuestas y Afines (APHARA), es una de las voces principales de la industria hípica, otro de los sectores productivos que ve afectada su actividad pero prioriza el bienestar común para evitar el colapso del sistema sanitario por la pandemia de coronavirus.

“Se trata de poner un poco de cada una de las partes. Vemos bien lo que están haciendo todos los gobiernos, a nivel nacional provincial y municipal, y también las reacciones como las expresadas por la CGT en contra del despido de los trabajadores”, agregó Quiroga, quien también valoró la reacción de la clase política, pese a que reflexionó que “después del desastre que dejó el macrismo en el país, algunos protagonistas deberían mejor llamarse a silencio”.

En lo que hace al sector, Quiroga solicitó que las medidas que adoptaron los hipódromos de San Isidro y Palermo se puedan hacer extensivas al de La Plata. El objetivo es que pueda estar abierto por algunas horas a lo largo del día para que los caballos entrenen. “Siempre respetando las indicaciones sanitarias para evitar que no haya aglomeraciones de personas”, aclaró el dirigente.

“Los caballos requieren entrenamiento diario, su alimentación que debe ser variada, y estar encerrados como están actualmente puede ser muy contraproducente. Creemos que, sin dejar de cumplir con el aislamiento para evitar la propagación del virus, sería importante que en los hipódromos tengan actividades para que los equinos no pierdan su ritmo de competencia”, señaló Quiroga.

El tema es que, si mañana se decide retomar la actividad, los caballos que están apostados en San Isidro estarán en condiciones de competir, mientras que los de Palermo lo estarán a medias y los de La Plata no tendrán el training necesario. “El no entrenamiento no tiene reemplazo. Y la vuelta a ritmo puede durar meses”, especificó.