El Jefe del BHA explica las razones detrás de la decisión de parar el deporte

 (Tomado de Racing Post.  Actualizado al  19 de marzo  de 2020)

A esta altura la semana pasada estábamos disfrutando de unas  carreras de primera clase en Cheltenham. Había habido presión de algunos para no seguir adelante, pero con el apoyo del gobierno, nuestro deporte siguió adelante, a pesar de que otros ya se habían detenido. Ahora hemos llegado la suspensión y creo que es correcto compartir algunas de las pruebas que fueron consideradas por los altos dirigentes y la Junta de la Autoridad Hípica Británica  BHA antes de que tomaran esa decisión.

Un equipo de esta industria  lleva semanas trabajando en el  COVID19. Los asesores médicos de la RCA y el BHA nos han ayudado a mirar hacia adelante, prepararnos para lo peor y aconsejar sobre cómo las carreras podrían continuar con seguridad mientras fuera posible. Han comunicado también las  presiones que enfrenta el NHS  (Servicio Nacional de Salud).

El anuncio del lunes de Boris Johnson fue decisivo. Dijo que a partir del martes 17, el Gobierno no apoyaría las reuniones masivas, como los eventos deportivos, que dependen de la presencia de servicios de emergencia. Más tarde, el Secretario de Salud y diputado de Newmarket, Matt Hancock, dijo a los Comunes que Gran Bretaña estaban "en guerra con un asesino invisible". Todo cambió y  por supuesto cambió para nuestras carreras también.

En tres horas, el grupo de la industria de carreras se reunió. Más de 20 líderes de todas partes de este deporte hablaron tarde el lunes y la madrugada del martes. Entonces la Junta del BHA se reunió. Esta fue la evidencia planteada por los líderes de la industria y la Junta de BHA.

• Un mensaje claro del gobierno para detener todas las reuniones que afectaron a los servicios de emergencia (incluidos los servicios de ambulancia y su personal, los departamentos de emergencia y el apoyo de atención de emergencia dentro del NHS).

• Evidencia directa de los médicos del RCA y  el BHA sobre las razones de ese mensaje, incluyendo la falta de disponibilidad prevista de cobertura de ambulancia por tierra  y aérea debido al despliegue que se pudiese necesitar en otros lugares y los riesgos de las carreras con los servicios del NHS bajo presión.

• Evidencia indirecta de la mayoría de los 200 empleados médicos que trabajan en los hipódromos. Estos fueron encuestados. La mayoría tiene funciones del NHS y puede ver las presiones de primera mano.

• Evidencia indirecta de figuras sénior del NHS con conocimiento de las presiones en el NHS. Esto incluye a médicos en puestos de alto nivel y un administrador sénior.

• Sondeos indirectos con  Miembros del Parlamento claves que apoyan las carreras. El consejo de casi todos ellos era parar. Dejaron claro que habría poco o ningún apoyo público o político para una continuación.

• Evaluación del enfoque del gobierno. No se dio ninguna instrucción directa a las carreras. No se impartió instrucción directa a otros deportes profesionales, ni a pubs, restaurantes, hoteles o viajes. En su lugar, se le dijo al público que evitara todo contacto no esencial.

• Consideración del deber de cuidado al personal de carreras. Se sabía entonces que muchos tendrían que cuidar de familiares ancianos y enfermos. Ahora sabemos que también hay niños que cuidar.

Por el contrario, tuvimos que equilibrar el terrible impacto de la situación en el empleo y las empresas de las personas. Miles de medios de vida estarían en riesgo sin tener certeza sobre cuándo se reanudaría la vida normal. Todos los interesados compartieron sus preocupaciones sobre el impacto a largo plazo en la nuestra y en otras industrias. Lo más importante es que se destacaron las implicancias para todas aquellas personas que trabajan en las carreras. La atención se centró rápidamente en cómo la industria podía reunir el mejor apoyo posible.

También se consideraron las ramificaciones para las empresas y los puestos de trabajo que dependen indirectamente de las carreras. Nuestros socios en la industria de las apuestas se verían significativamente afectados al igual que todos los hoteles, restaurantes y bares que se benefician de las reuniones hípicas

Si hubiéramos continuado, no hubiese sido por mucho más tiempo, unos días como máximo, y hubiéramos  necesitado un plan para proporcionar apoyo financiero para permitir que las reuniones continúen. Y existía un grave riesgo de que las carreras tuvieran mal prensa por seguir dada la crisis nacional.

Al parar ahora, el deporte puede proteger mejor la salud del público, nuestros propios participantes y al personal. Podemos trabajar en una respuesta inmediata a las inevitables dificultades que enfrentarán todas las empresas y empleados. 

Sabíamos que la gente de nuestra industria estaría preocupada y ansiosa por el futuro. Estamos enfocados en trabajar con el gobierno y los organismos de carreras en propuestas financieras. Ya estamos trabajando en un plan de recuperación para cuándo podemos reanudar.

 Por favor, manténganse seguros y apóyense unos a otros.

* Fuente Racing Post.

* * Traducción a cargo Gabriela Alonso