El turf de Hong Kong comienza a normalizarse de a poco / Don Guima

(*)

El Jockey Club de  Hong Kong dará un pequeño paso hacia la reanudación de los servicios normales  en la reunión de Happy Valley de los miércoles interrumpidas a raíz del brote de coronavirus. 

Las carreras de Hong Kong han transcurrido  a puertas cerradas en las últimas semanas con sólo los participantes,  el personal, propietarios y los ayudantes permitidos en las reuniones con las estrictas precauciones impuestas por el lugar.

Las máscaras faciales han sido obligatorias, mientras que todos los asistentes han sido sometidos a la detección de temperatura. Las pistas  también han sido desinfectadas regularmente.

La HKJC no ha recibido informes de complicaciones respecto a  la salud mientras se llevaron a cabo las reuniones en condiciones estrictas.

Sin embargo, el gobierno de Hong Kong ha reanudado lentamente los servicios públicos. El Jockey Club de Hong Kong lo hará de la misma manera, comenzando con la reunión del miércoles.

La HKJC permitirá que los "miembros con derecho a voto con mesas de temporada" asistan a la reunión del miércoles. La atenuación de esa restricción ascenderá al menos a 400 personas más en el hipódromo de Happy Valley.

"El club seguirá asegurando el distanciamiento social en todas las sedes de los hipódromos abiertas durante las reuniones de carreras", dijo la HKJC en un comunicado.

"También seguirá aplicando todas las demás medidas cautelares para la protección de los clientes y el personal".

Las agencias de apuestas fuera del hipódromo del HKJC permanecerán cerradas, obligando a los apostantes a apostar en línea.

El volumen de apuestas  del Jockey Club de Hong Kong se está recuperando de forma sostenida después luego del terrible  golpe que sufriera durante la parte inicial del brote de coronavirus.

El volumen de negocios bajó un 26 por ciento en las primeras reuniones, pero las cifras han mejorado en las dos últimas reuniones.

 

* Fuente www.racenet.com.au