Fotos de Gentileza Hipodrómo San Isidro

Tetaze se metió en los libros de historia con una actuación para recordar siempre / Don Guima

Memorable. Histórico. Imposible de olvidar. De los que quedan presentes para siempre.  El Longines Gran Premio Latinoamericano del año del Coronavirus fue un trampolín para Tetaze. Ganó y se convirtió en celebridad. Es el rey de los caballos de Sudamérica. Desde ahora es Su Majestad Tetaze. 

Le ganó a otro no menos crack como Miriñaque. Tetaze pertenece a  la raza de caballos que pueden lucirse en cualquier lado del mundo. Miriñaque pronto lo hará en las pistas de Estados Unidos. Lo esperan las carreras cuyos éxitos se premian en americanísimos dólares.

El LGPL2020 se hizo a puertas cerradas para no convertir al hipódromo en un caldo de cultivo donde pudiera favorecerse la transmisión del virus. Lo mismo ocurrirá en Meydan cuando se corra la Copa del Mundo a fin de mes o en Churchill Downs cuando llegue el tiempo del Derby.

Tetaze fue criado por Roberto Vignati en lo de Julio Menditeguy. Lo entrena (todos de pie) Roberto Pellegatta,acaso el mejor preparador argentino de los últimos tiempos. Vignati vendió una parte del caballo luego del Nacional, donde perdió contra Miriñaque. Mautone se incorporó a la sociedad. El otro partner es Eugenio Sangabriel, quien llegó desde Italia hace un par de semanas libre de Coronavirus, dijo.

Pellegatta prefirió quedarse en su casa. Vignati lo vio por Tv. A Mautone el triunfo lo sorprendió en vuelto desde Miami. Fue a seguir el debut de Sandino Ruler en Tampa Bay Downs. El italiano, con historia larga como dueño de caballos, representó al equipo de dueños en San Isidro y se llevó la copa. De la manera que la sujetaba, parece difícil que la quiera compartir con sus socios.

"¡Anda y ganá!", le gritó Juan Villagra a Gustavo Calvente, uno sobre Pinball Wizard  y el otro arriba de Tetaze. El de Villagra ya no tenía fuerzas para resistir la carrera, tras jugarse temprano; fue cuando Juan  alentó a su colega que corría cerca para dominar la situación aprovechando la huella por el centro de la cancha y sacando partido de que puntero Nao da Mais se iba hacia afuera de manera ostensible.

De esa maraña de caballos que corren mezclados en el pelotón esperando su momento salió Miriñaque por los 350 metros finales. Embaló, se hizo flecha y casi da en el blanco. Miriñaque atacó con la misma fuerza del Pellegrini y otra vez chocó contra un rival que estaba en su día perfecto. Perdió, pero en el historial de enfrentamientos 3ntre ellos aún va arriba 2-1.

Tetaze llegó a la carrera con ejercicios sorprendentes. Su entrenador hubiese dicho que era una fija si el Latino de corría en la arena de Palermo. Pero el césped pesado a veces es traicionero. No le bajó el precio, pero fue más cauto.

Tetaze entró a este G1 porque sus dueños pagaron 25.000 dólares para darle la chance. También estuvo cerca de no correr y seguir su vida en los Estados Unidos luego de acabar quinto en el Pellegrini. "Prácticamente lo bajamos del avión: allá lo estaba esperando Ignacio Correas", relevó alguien próximo al  team Tetaze.

El hijo de Equal Stripes cruzó el disco adelante con dos cuerpos de ventaja sobre Miriñaque y tres sobre el brasileño  Pimper's Paradise, de excelente actuación. Cuarto fue el chileno Savitar y quinto el uruguayo Ajuste Fiscal.

(Hijos de Equal Stripes y de otros padrillos se rematarán este domingo 15 en la Venta Selecta 2020 organizada por Abolengo y Vacación. El aviso está pasado si se agrega que el remate se hace en el Tattersall de San Isidro).

Había caído la noche y algunas gotas cuando Tetaze llegó a su stud en Palermo y se prendió a la comedera antes de echarse a dormir. El reposo del guerrero durará poco y otra vez saldrá a la cancha de Palermo para volver a estirar los músculos.

El próximo Longines Gran Premio Latinoamericano tiene en Monterrico a su más segura próxima sede. No corrieron bien  los caballos peruanos esta vez. De locales serán favoritos. 

¿Estará disponible Tetaze para intentar un segundo triunfo en 2021? Quizá habría que invitarlo para que en 365 días exponga el título y defienda el campeonato.

Un saludo,

Julio Guimaraes