El Longines GP Latinoamericano se hará a puertas cerradas; tampoco habrá público en las carreras de Palermo y La Plata / Don Guima

El Longines Gran Premio Latinoamericano se correrá sin público en las tribunas para contribuir a que no se propague el coronavirus, que en la Argentina ya tiene 31 casos confirmados.

La decisión se tomó ayer cumpliendo con un decreto emitido por el gobierno de la Provincia de Buenos Aires que restringe por un plazo de 15 días la realización de eventos culturales, artísticos, recreativos y deportivos.

Lo mismo ocurrirá con las reuniones hípicas de Palermo durante el próximo mes y con las de La Plata, hasta el 27 de marzo, por lo menos.

El Latino 2020 está previsto para este sábado 14 en San Isidro, donde fueron cancelados todos los eventos que engalanaban la fiesta.

Aunque dolorosa, la decisión de correr a puertas cerradas es la correcta cuando el país, la región y el mundo está sufriendo una pandemia de alcances aún insospechados y frente a lo que hay que tomar acciones para minimizar riesgos de contagios masivos.

De hecho, a la política de correr sin público ya habían adherido otras naciones hípicas; la última fue Irlanda hasta nuevo aviso. Antes lo hicieron Japón, Francia, Hong Kong y Dubai, por ejemplo.

Palermo aclaró que cuando se dice que no habrá público incluye en esta definición a todo aquel que no sea jockey, entrenador o peón del caballo. Los dueños no podrán entrar y a los empleados que venden apuestas se les pidió que no acudan a trabajar.

Asimismo informó que se podrá jugar utilizando las cuentas Hapsatel o en las agencias.

La Plata anunció que sus reuniones ya programadas de domingo, martes y jueves próximo serán sin aficionados presentes y que ya dan por perdida la reunión prevista para el día 25, para la cual aún no se anotó.

¿En 15 o 30 días el público podrá volver a los hipódromos? Habrá que ver cómo evoluciona la situación y cuáles son las nuevas recomendación de los expertos.