¿PODRÁ EL CORONAVIRUS DETENER EL TURF A ESCALA MUNDIAL? / Don Guima

El coronavirus ha estado planteando problemas para el normal desarrollo de los espectáculos masivos y el de las carreras de caballos no ha quedado exento. Los países con mayor número de casos suspendieron deportes con alta con concentración de personas para evitar el contagio. Más de 90.000  positivos fueron reportados a nivel mundial y los muertos superan los 3000 en 75 países.

 Italia,por ejemplo, canceló partidos de fútbol y otros encuentros se jugaron a puertas cerradas. El Louvre, el lugar turístico que más visitas recibe en Francia, no abrió ni el lunes ni el martes por votación de sus empleados. El GP de Fórmula 1 en China fue cancelado  Las carreras dejaron de correrse en Corea del Sur. Happy Valley sólo admite una cuota mínima de espectadores y recomienda hacer las apuestas por teléfono. La Japan Racing Association decidió no dejar entrar gente a los hipódromos por precaución desde el 29 de febrero y hasta nuevo aviso. Chantilly, en Francia, hizo las carreras de este martes sin público en las tribunas. 

En Inglaterra, donde se han confirmado 51 casos, la agencia de salud dijo que la transmisión generalizada del virus es "altamente probable", aunque por ahora no hay planes de cancelar eventos masivos, como el Festival Cheltenham, que comenzará en siete días. ¿Pero  el coronavirus podría afectar las carreras en Gran Bretaña? La respuesta decididamente es si. 

Más de 250.000 personas suelen reunirse para el Festival que dura cuatro días. Al respecto, si se hace o no ya es tema sobre el que las casas de juego toman apuestas.

El virus ha llegado también a la Argentina y a Chile, donde hay un caso confirmado en cada país. Las autoridades argentinas han dicho que tienen esperanzas de que no se disemine y nada han mencionado por ahora sobre qué hacer en el futuro con los espectáculos públicos.

Las carreras en Argentina hoy están amenazadas por otras cuestiones que tienen que ver más con la economía que con la sanidad.