Coolmore compró la mitad de Maximum Security e hizo un negocio redondo / Don Guima

Dicen que antes de la Saudi Cup, Coolmore les compró a Gary y a Mary West el cincuenta por ciento de Maximum Security. La mandaron a la pista luciendo su nueva chaquetilla y poco después de las ocho de la noche del sábado en Riyadh concluyeron que habían hecho un gran negocio, acaso el de los mejores.

Maximum Security ganó la copa de manera increíble y el Jockey Club de Arabia Saudita deberá firmar el cheque por diez millones de americanismos dólares, que fue en lo que cotizo su victoria.

 

El mismísimo rey Salmán bin Abdulaziz. Salmán bin Abdulaziz​ entregó la Copa a los Maniers boys, pues John Tabor y M..Magnier no estuvieron   en el hipódromo para ser testigos del éxito.

Había pasado a ganar Maximum Security en los 150 finales y su entrenador, que también tiene una parte del caballo y no es un hombre sumamente alto, pegaba unos saltos que tocaba el cielo. Tocaba el cielo con las manos Jason Sarvis, uno de los padres de la criatura.

Usted se estará preguntando cuánto pagó Coolmore por la mitad de Maximum Security. Las versiones dicen que 17 millones dólares e irán a medias en los premios con sus nuevos socios.

Lo esperan de padrillo en 2021 pero antes correría Dubai World Cup, una anterior a la Breeders' Cup Distaff para retirarse en el Classic.

Luis Sáez estuvo estupendo en la silla del ganador. Al comienzo Maximum Security pareció extrañar el lugar donde venía corriendo, pero enseguida se compuso y se hizo competitivo. Mientras tanta, atrás, en el fondo Mike Smith dejaba que la yegua Midnight Bisou descansar hasta el acto final.

Maximum Security atacó Mucho Gusto y cuando Saez vio que no podía pasarlo por la derecha fue por la izquierda. Luego no se dejó sorprender por la atropellada de la yegua, la misma que había escoltado a Blue Prize en el Distaff.

Entre los argentinos que estuvieron en el hipódromo King Abdullaziz, Nachito Pavlovsky fue uno de los primeros en reconocer la entrega de la que podría ser considerada una de las dos o tres mejores yeguas del mundo y considero: "Lo que hizo Midnight Bisou agigantablo de Blue Prize".

Quizá existan detalles por pulir para la segunda edición de la Saudi Cup, como posibilitar que los sudamericanos puedan ir directamente a Riyadh sin tener que hacer cuarentena en los Estados Unidos, pero lo mostrado hasta aquí fue soberbio. 

Los buenos caballos van detrás del dinero y en la tierra de La Meca quedó confirmado. Parte de los mejores caballos del mundo viajaron a Oriente Medio por los veinte millones en juego. Se podría asegurar que ya eclipsó a la Dubai World Cup, de la que pocos hablan a un mes de su realización.

De los caballos argentinos que pudieron participar de las carreras millonarias, For the Top estuvo a punto de ganar la del pasto en 2100 metros. Quedó tercero a cuerpo y medio, en una producción que puede alentar a sus dueños a probarlo en la noche de la DWC, en Meydan.

 

Un saludo,

Julio Guimaraes