Lo que parecía imposible está a punto de suceder / Don Guima

RIYADH (Arabia Saudita), Por Gustavo Bayón *

Saudi Cup. Un desafío que parecía imposible. Cuando hace un año y medio escuché por primera vez la intención de hacer aquí, donde trabajo buena parte del año hace ya casi una década, la carrera de caballos más ostentosa en premios del mundo, me recorrió la más pura sensación de escepticismo e incredulidad. El desafío sonaba exagerado y por qué no, utópico.

Parecía ser, solamente, otra de las silenciosas competencias con dientes apretados contra Dubai, la estrella, la más famosa y mencionada región de medio Oriente. La que, hasta ahí, repartía una suma casi obscena de dinero en premios después de terminar cada año el “ Carnival". Pero no fue así. 

El febrero pasado se pospuso y no nos sorprendió. Es más, lo dimos por hecho como el primer fracaso de una posible cadena. Pero hace 5 meses el escenario cambió. La cosa era seria. Especialistas británicos venían para evaluar la pista, se empezaba a hablar de la voluntad del Príncipe a Coronar, Mohammed Bin Salman, de ofrecer una suma de siete cifras y en el americanisimo dólar.

El revuelo tomó proporciones enormes. Remoción de la pista de arena (los yankees la querían menos profunda y mucho más rápida amenazando, en caso contrario, con no venir).  

Un reclamo británico y francés de poder correr en pasto. Facilitación del ingreso al país de los equipos por caballeriza. 

Recordemos que no existe la visa Turista. El ingreso al país fue y sigue siendo sólo por invitación de una persona o empresa.

Restaurantes y lugares de estar acordes a un proyecto faraónico. Lugares para cuarentena, albergues para los equipos, etc. 

Nuevamente recordemos que aquí los lugares son por separado para hombres y mujeres solos, y aparte para familias . 

Hasta hace menos de un año las mujeres (de vestido negro cubriendo todo menos los ojos, de nombre abaya) no podían manejar y dependían de un chofer.

Hasta hace menos de dos años no había cines y ahora se corrió una fase del famoso Dakar y se avecina la carrera de caballos más generosa del mundo.

La suerte está echada. Algunos de los mejores caballos de carreras del mundo y sus pilotos viernes  y sábado se enfrentarán en la tierra de La Meca y Medina. Lo que parecía imposible, está a punto de dar el primer portazo de gateras para el mundo . En una tierra donde no están permitidas las apuestas.

"Allah Kareem" dirían acá, que es “ todo esta en las manos de Dios".

Un saludo,

Gustavo Bayón

(*)

Bayón es médico veterinario, cirujano, desde 2010 comenzó a trabajar en KS, primero para Prince Faisal Bim Khaled, después para Prince Sultan Bim Mohammed Al Kabeer  y como freelancer para casi todos. Hoy trabaja para Mohammed Al Ammaj.